Inicio Actualidad Inspirados en Greta Thunberg, miles de jóvenes marchan contra el cambio climático...

Inspirados en Greta Thunberg, miles de jóvenes marchan contra el cambio climático en Buenos Aires

Julieta Itzcovich tiene 17 años y forma parte de Fridays for Future, el movimiento creado por la activista sueca. Este 27S espera una masiva convocatoria.

Tienen entre 14 y 19 años y llegan al Congreso cada viernes a las 16.30. Pegan carteles en la reja. Levantan bien alto consignas como “Crisis climática y ecológica” o “Cambien las políticas, no el clima”. Cantan. Se paran frente a los autos que frenan en el semáforo con barbijos verdes que llevan la inscripción S.O.S. Reciben insultos de muchos, otros los ignoran. Sin embargo, cada semana consiguen sumar algún integrante. Poco a poco, pero con firmeza, luchan para salvar el planeta.

Son los jóvenes de Fridays for Future Argentina, la agrupación inspirada en la activista sueca Greta Thunberg. Le exigen al Gobierno que actúe frente a la crisis climática y ecológica. A su vez, buscan concientizar a la gente sobre lo que está ocurriendo y los animan a cambiar sus hábitos.

Una de las jóvenes ambientalistas es Julieta Itzcovich. Con sus 17 años, viaja desde Lomas de Zamora para decir presente en cada manifestación. Este viernes, #27S, espera una masiva marcha desde Plaza de Mayo hasta el Parlamento, en consonancia con las huelgas que se hacen alrededor del mundo y que tendrá su epicentro en Nueva York, encabezada por Greta.

Julieta se sumó a Fridays for Future en abril, un mes después de que la representación argentina se creara inspirada el movimiento global, que nació en agosto de 2018. En Suecia, los estudiantes hacen huelga escolar cada viernes. “Acá, al no tener tanta cantidad de gente nos encontramos frente al Congreso, en señal de protesta”, explica la adolescente.

Te puede interesar:  Comunicado de prensa de los Trabajadores de la Salud
Ni el frío, ni la lluvia los para: los jóvenes se juntan cada viernes a la tarde frente al Congreso (Foto: Fridays For Future Argentina)
Ni el frío, ni la lluvia los para: los jóvenes se juntan cada viernes a la tarde frente al Congreso (Foto: Fridays For Future Argentina)

Tiene 17 pero parece mucho más chica. Sin embargo, tiene muy en claro los objetivos del movimiento. Uno de ellos, que lograron cumplir, fue que se declare la emergencia climática y ecológica en nuestro país. El 19 de julio, el Senado accedió al pedido de los jóvenes, que visitaron a los legisladores hasta conseguirlo.

“Eso es solo el principio, es como un reconocimiento simbólico”, aclara Julieta. Los millennials pretenden que el Gobierno actúe en base al Acuerdo de París, que implica que se mantenga la temperatura global por debajo del 1.5 grados, y que se cumplan las normativas ambientales que ya existen. “No podemos seguir generando nuevas leyes si las que tenemos no están funcionando”, reclama.

Greta Thunberg, la inspiración

Julieta es vegetariana desde los 12 años y vegana desde los 15. Dice que no le costó adaptarse porque empezó a comer más saludable, y que en su familia “se lo tomaron bastante bien”. Nunca se imaginó que a los 17 iba a estar manifestándose frente al Congreso. El cambio climático y el cuidado del Medio Ambiente siempre le llamaron la atención, pero fue la figura de Greta Thunberg la que le hizo el click: “Cuando escuché sus discursos me di cuenta de que la situación era más crítica de lo que yo pensaba y que necesitaba salir a hacer algo ahora porque no podía seguir esperando. Eso me movilizó para salir a protestar”.

Te puede interesar:  Canadá busca profesionales argentinos: cómo aplicar y cuáles son los sueldos
Greta Thunberg le habla a una multitud en Nueva York. (Foto: Reuters)
Greta Thunberg le habla a una multitud en Nueva York. (Foto: Reuters)

“Greta es alguien superimportante. Logró conquistarnos para que salgamos a actuar. Me movilizó ver a alguien más chica que yo decir un mensaje tan claro y urgente. Ella nos inspiró, nos hizo ver que si no actuamos ahora no vamos a tener futuro. Por eso decimos que es un movimiento de jóvenes, porque somos a los que más nos preocupa no tener futuro. Somos la generación que ya va a sufrir el impacto de la crisis climática. Logró despertar en nosotros todo eso”.

Cada viernes, juntan unas 40 personas. “Hace unas semanas se sumó una chica de 14 años que es la más chica de la agrupación”, dice, lo que la convierte en una de las más “grandes”. Para la marcha mundial del 27S están organizando varias cosas. La concentración es a las 15 en Plaza de Mayo y a las 16 partirán hasta el Congreso: “Organizamos junto a Alianza por el Clima y a Jóvenes por el Clima. La idea es que sea una movida grande y que se sume más gente para los viernes”.

El reclamo a los líderes por la inacción frente al cambio climático

Así como Greta en su conmovedor discurso frente a la ONU acusó a los responsables de las economías mundiales, Julieta Itzcovich también apunta a los empresarios y los políticos. Sin embargo, reclama un cambio de hábito de parte de toda la sociedad. “Si llegamos a este punto es porque no le prestamos atención a nuestro comportamiento con el planeta. Tenemos que reconectarnos con nuestro entorno y darnos cuenta de que somos parte desde la naturaleza, no es algo ajeno a nosotros”, asegura.

Te puede interesar:  Tinelli: el hombre detrás de la off shore

Julieta insiste en la importancia de tomar conciencia de la magnitud de la crisis. “Si no hacemos nada, dentro de muy poco vamos a empezar a sufrir las consecuencias. Ya no estamos hablando de un futuro lejano, algo que podría ocurrir dentro de 50 o 100 años. Estamos hablando de que mi generación ya va a sufrir las consecuencias”.

"Esta es una de las fotos que más me gusta", dice Julieta Itzcovich. Un viernes de lluvia, protestando frente a los autos, en Congreso.  (Foto: Fridays For Future Argentina)
“Esta es una de las fotos que más me gusta”, dice Julieta Itzcovich. Un viernes de lluvia, protestando frente a los autos, en Congreso. (Foto: Fridays For Future Argentina)

Cuando le pregunto por sus planes para el futuro, responde: “Mi primer objetivo es asegurar que tengamos un futuro. Por momentos asusta pensar en qué puede llegar a terminar todo si hoy no hacemos lo que tenemos que hacer”.