Inicio Justicia

La Corte Suprema pone orden y Cristina Kirchner siente que la Justicia le declaró la guerra

La vicepresidenta habla de lo mal que le va al país para no hablar de lo mal que le va a ella.

cristina kirchner corte suprema de justicia
Cristina Kirchner - Corte Suprema de Justicia

El exaltado sermón que Cristina Kirchner, más como presidente que como vice, descargó sobre casi todo el mundo quiso parecer apuntado a la mala marcha del país, pero en realidad estuvo alimentado por la mala marcha de sus cuestiones con la Justicia. Sabía, porque informantes no le faltan y, además, lee los diarios, que la Corte iba a rechazar uno por uno los planteos dilatorios que interpuso para voltear o cuando menos retrasar la causa Vialidad.

Viviendas Belgrano
corte suprema
Corte Suprema de Justicia de la Nación

Apeló como lo que ella considera que es: una persona especial. Somos todos iguales ante la ley, pero algunos somos más iguales. Tan contundente como los miles de millones que se esfumaron con Lázaro Báez, fue el rechazo del Tribunal. Se la vio venir y se la ve venir. El fallo es un símbolo. Para muchos, es también la esperanza de que el timón de los tribunales se tuerza hacia la dirección correcta.

Lo haga en lugar de desviarse hacia la intrascendencia, el futuro interminable o directamente la nada cuando tratan casos de corrupción. Cristina Kirchner necesita cada vez más mohines, gestos ampulosos y medias palabras para intentar justificarse. Lo consigue, pero ante auditorios elegidos y cada vez más chicos. La vice puede estar a favor y en contra al mismo tiempo, ubicuidad que es la especialidad de Fernández.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta
Te puede interesar:  El Gobierno endurece las trabas a las importaciones tras los reclamos de Cristina Kirchner

No parece consciente de que ahora está cerca de representar una minoría. Algo profundo le impide ver que hoy por hoy muchos jueces de sus muchas causas están más comprometidos con las pruebas reunidas que atemorizados por sus amenazas. Cristina Kirchner dice también: “No nos faltan dólares, están afuera”. Sabrá por qué lo dice. Se estima que conoce mucho el tema. Justamente es parte de lo que se espera que aclare la Justicia.

Violencia de género
Violencia de género

Cristina reparte tantas culpas que se inculpa, pero no lo nota o hace como que no lo nota. Hay varios datos de su gestión que ha olvidado, como que tuvo récords históricos de importaciones en su gobierno: US$ 74.400 millones en 2013 y US$ 73.900 en 2011. Bastante más altos que los US$ 63.180 de 2021. Para ser realmente justos habría que decir que los tres grandes récords le pertenecen.

Y es que Cristina Kirchner es, al fin, la vice. En 2015 cerró su mandato con las reservas netas en rojo y cuatro años antes, con Kicillof, había puesto fin al autoabastecimiento energético. Desde entonces todo fue rojo o súper rojo. Queda claro que, si la medida son los dólares escasos, Cristina no ha probado tener idea de economía que sirva. No tiene ningún precedente para andar dando cátedra. Pero lo hace.

Artículo anteriorSorpresivo: el Gobierno lanzó un canje de la deuda que le vence a fin de mes
Artículo siguienteJaldo mantuvo una reunión con Juan Manzur y Aníbal Fernández