Inicio Policiales Le revocaron la domiciliaria a Sabrina Pasarín: “sólo quiero estar con mi...

Le revocaron la domiciliaria a Sabrina Pasarín: “sólo quiero estar con mi hija”

La Justicia consideró que la joven no estaba cumpliendo con las condiciones de ese beneficio.

Pasarín dijo que no violó las condiciones impuestas por la Justicia. LA GACETA/FOTO DE INÉS QUINTEROS ORIO

El vocal de la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Instrucción, Enrique Pedicone, revocó esta mañana la prisión domiciliaria de Sabrina Pasarín, la joven que se encuentra imputada por homicidio simple con dolo eventual luego de protagonizar un accidente fatal el pasado 20 de junio en la intersección de San Martín y José Colombres.

Desde hace más de un mes, Pasarín se encontraba cumpliendo con la prisión preventiva en su casa. Sin embargo, el magistrado hizo lugar al pedido del fiscal de Apelaciones, Alejandro Noguera, quien había solicitado la suspensión del arresto domiciliario al considerar que no se estaban cumpliendo con las condiciones de ese beneficio.

“No sé y no entiendo como la señora o señorita Pasarín puede gozar de alguna manera de la libertad. Pidió estar en su casa para cuidar de su hija. Pero en el momento en el que ella anduvo de fiesta y mató a mi tío, no le importaba su hija, con quién quedaba ni nada”, había planteado la familia de la víctima hace unos días.

Antes de que se conociera el fallo, la joven había tenido la palabra y se había defendido. “Nunca violé el arresto domiciliario, es más tengo miedo de salir a la calle. Lo único que pido es estar con mi hija”, aclaró.

Te puede interesar:  Los medicamentos vuelven a aumentar hasta un 8% en septiembre

El caso

El jueves 20 de junio, la imputada conducía una camioneta Chevrolet S10 por calle San Martín. Al llegar a la esquina con José Colombres, embistió a un Corsa Classic que conducía Rodrigo Carrizo, de 31 años. El conductor salió expulsado del vehículo y falleció en el acto.

A CASA. Pasarín volverá al calabozo.

Los resultados de las pericias complicaron a Pasarín. Los primeros informes revelaron que circulaba a gran velocidad; que podría haber pasado un semáforo en rojo y que tenía alcohol en sangre. La fiscal Adriana Giannoni consiguió que el juez le diera la detención después de que se negara a declarar en Tribunales.

Luego de que se difundiera el caso, se conoció que había protagonizado otro accidente letal. En septiembre de 2011, cuando tenía 14 años, se cayó de la moto que manejaba. Con ella, también viajaba Lucía Nieto. Pasarín sufrió heridas leves y su compañera de viaje murió un días después porque había dado la cabeza con una columna del alumbrado público en la avenida Alfredo Guzmán al 500. La familia de la víctima denunció una serie de irregularidades y amenazas. “Mi padre dejó todo cuando vino un abogado y le dijo que no siguiera adelante con la causa, porque podría perder otro hijo”, señaló Inés Nieto, hermana de la adolescente fallecida.

Te puede interesar:  Tucumán sumó 624 casos de coronavirus en las últimas 24 horas
SABRINA PASARIN. La acusada.

Al hacerse público este siniestro, el Ministerio Público Fiscal investigó qué sucedió con la causa. Así se estableció que el fiscal Arnoldo Suasnábar la había archivado en 2013. Había tomado esa decisión porque la Policía, según se informó, no pudo ubicar testigos del accidente ni a la familia de la chica para que los notificaran y se presentaran en Tribunales para conocer detalles de la investigación que venía realizado. Al mismo tiempo, se comprobó que el investigador había enviado en varias oportunidades oficios para que se le remitieran los resultados de informes clave, como el dosaje y la pericia planimétrica.

Polémica

Luego de obtener la domiciliaria, la joven compartió imágenes a través de las redes sociales. Pasarín no violó el régimen que le impuso la Justicia al subir la foto a Instagram, pero sí generó la inmediata reacción de los familiares de ambas víctimas.