La Mañana con Vos

NO SE PUEDE MENTIR Y MENOS JUGAR CON LA VACUNA

“La única verdad es la realidad”, y ni el propio Vladimir Putin quiere su vacuna. El papelón del Gobierno nacional en torno a la vacuna rusa contra el coronavirus

Alberto Fernández Vladimir Putin
Alberto Fernández - Vladimir Putin

Si algo le faltaba a la pobre gestión del Gobierno nacional, en materia de política sanitaria de la pandemia mundial de coronavirus, se terminó de hundir luego de lo que fueron las noticias que llegaron desde Rusia sobre la vacuna Sputnik V ayer por la mañana. Y es que se trató de un verdadero papelón en un mundo en el que, a dos semanas de que se acabe el año, ya comenzaron a vacunarse contra el COVID-19.

Viviendas Belgrano

Mientras tanto, Argentina, como era previsible, nada sobre un mar de dudas a causa de su propia ineficiencia, luego de que el kirchnerismo se auto vanagloriaba acerca de que todo el país sería inoculado. En ese sentido, hace poco más de un mes, Alberto Fernández dijo que sobre finales de diciembre unos 10 millones de argentinos iban a ser vacunados con la vacuna rusa. Sin embargo, con el correr de los días esto no se cumplió.

Ayudanos a Difundir
Ayudanos a Difundir

Pero el problema surgió justo cuando todo parecía encaminarse, ya que ayer por la mañana apareció el presidente ruso, Vladimir Putin y dijo que los especialistas por ahora recomiendan que los mayores de 60 años no deben vacunarse con la Sputnik V. El asunto es que la vacuna solo fue aprobada para una población entre 18 y 60 años, sin enfermedades crónicas y para quienes no estén embarazadas o amamantando.

CEF Medical
CEF Medical
Te puede interesar:  Uruguay prevé abrir sus fronteras en septiembre y analiza ofrecer vacunas a los turistas

Lo curioso es que días anteriores, el mismo Alberto Fernández, había dicho que iba a ser el primer argentino en darse la vacuna rusa para generar confianza. Esto va más allá de lo ideológico, es una cuestión sanitaria, científica y empírica. Lo interesante es que la desconfianza no se da sólo en occidente, sino también en Rusia. Entonces cabe hacerse una pregunta. ¿Le sirve a Argentina quedar en medio de esta disputa geopolítica?

CEF Medical
Este es su Pollo

Mientras el Gobierno nacional gastó millones en un observatorio de medios como fue el denominado “NODIO” para controlar y perseguir periodistas y en crear nuevos Juzgados Federales para satisfacer el capricho de una persona que sólo busca su impunidad por medio de la Reforma Judicial, como es el caso de Cristina Kirchner. Pero ¿No vamos a invertir en la mejor vacuna posible? Entonces tenemos un grave problema de prioridades.

El problema fue que el Alberto Fernández dijo todo al revés, y ahora aparece Putin y dice que la vacuna no puede darse a mayores de 60. En el medio, se demoró la vacuna de Oxford que se iba a producir en un laboratorio argentino y se tensó la relación del Gobierno con Pfizer. De hecho, desde este medio analizamos con lujo de detalles, lo que fue la mala praxis de parte del ministro de Salud de la Nación, Ginés González García.

Te puede interesar:  La Policía recuperó animales usados para cometer delitos rurales

En definitiva, hubo demasiados contratiempos para un tema muy delicado. No se puede mentir, ni jugar con la vacuna en medio de una pandemia, un límite tiene que haber, pero el kirchnerismo no conoce de límites. Lo que está claro, es que desde el oficialismo mintieron sobre la posibilidad de que este mes la gente comenzaría a estar vacunada. La única verdad es la realidad, la cual indica que ni el propio Vladimir Putin quiere su vacuna.

Artículo anteriorGrave accidente tras un violento ataque de piratas del asfalto en ruta 9
Artículo siguiente¿QUE HARÁ EL CONGRESO?