Entrega de ambulancias
Inicio Mundo

Rusia entró en default por primera vez desde la revolución bolchevique, hace más un siglo

Algunos inversores han sugerido que podrían reclamar las reservas congeladas del banco central o los bienes de los oligarcas y podría podría producirse una persecución de activos rusos por todo el mundo, como ocurrió con la Argentina

putin
El presidente ruso Vladimir Putin saluda mientras asiste a la cumbre virtual "BRICS Plus" que reúne a los líderes de 17 países, entre ellos China, India, Brasil y Sudáfrica en la residencia estatal de Novo-Ogarevo, en las afueras de Moscú, el 24 de junio de 2022. MIKHAIL METZEL - Sputnik
Trasplante de medula osea

Rusia entró en default y es la primera vez desde 1918 que deja de pagar su deuda en moneda extranjera, según informó Bloomberg anoche.

El incumplimiento se desencadenó al vencer el período de gracia de aproximadamente los 100 millones de dólares de bonos impagos, bloqueados como consecuencia de las amplias sanciones contra el Kremlin a raíz de la invasión de Ucrania. El hecho en realidad tiene más valor simbólico que cualquier otra cosa, al menos por ahora.

Además, el default no se debería a la falta de dinero por parte del deudor, sino al cierre de los canales de transferencia por parte de los acreedores.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

El Ministerio de Finanzas ruso, Anton Siluanov, dijo hoy que dos de sus pagos de deuda fueron impedidos de llegar a los acreedores por “terceras partes”.

El impago se ha hecho esperar desde que Occidente prácticamente desconectó a Rusia del sistema financiero mundial, creando obstáculos de pago que Moscú no podía superar. No se esperaba que causara ningún efecto inmediato en los mercados o en la economía rusa. Los bonos rusos han cotizado a centavos por dólar desde días después de la invasión, señal de que los inversores creían probable el impago.

Vista de la Catedral de San Basilio, cerca de El Kremlin en Moscú, el 25 de junio de 2022.YURI KADOBNOV – AFP

Moscú ya había tocado la misma probabilidad en los primeros meses de este año, pero había manejado la situación cambiando los métodos de pago.

En mayo pasado, el Tesoro estadounidense, sin embargo, no renovó la licencia que eximía a los inversores estadounidenses de las sanciones: a partir de ese momento se hizo imposible para los rusos pagar la deuda en dólares o en las monedas mencionadas en los prospectos de las emisiones.

La última vez que Rusia cayó en incumplimiento frente a sus acreedores extranjeros fue hace más de un siglo, cuando los bolcheviques bajo Vladimir Lenin repudiaron la asombrosa carga de deuda de la era zarista de la nación en 1918.

Rusia dejó de pagar sus bonos denominados en rublos durante una crisis financiera en 1998, pero pudo mantenerse al día con su deuda exterior en ese momento.

Siluanov había anunciado el jueves pasado que los países occidentales crearon barreras para “colgar la etiqueta de ‘impago’ a Rusia” y calificó la situación de “farsa”.

Rusia tiene mucho dinero procedente de las ventas de petróleo y gas para pagar sus deudas externas, que son relativamente pequeñas en comparación con el tamaño de su economía. Pero los gobiernos occidentales aliados han bloqueado la capacidad del Kremlin para intervenir en cuentas bancarias extranjeras o utilizar las redes de pago transfronterizas para mover el dinero.

Dado que Rusia tiene el dinero y la intención de pagar, se espera que su incumplimiento plantee desafíos legales únicos. Una vez que se haya incumplido el periodo de gracia, los inversores en bonos pueden declarar el impago. Rusia alegará que ha cumplido sus obligaciones. A diferencia de la mayoría de los bonos soberanos, los de Rusia no especifican una jurisdicción para decidir las disputas. Los abogados dicen que es probable que los tribunales ingleses o estadounidenses decidan quién tiene razón.

El primer paso es que los titulares del 25% de los bonos acepten invocar la llamada cláusula de aceleración, que les permite exigir el reembolso inmediato del importe pendiente de los bonos. Los tenedores de bonos tienen tres años para reclamar a Rusia ante los tribunales.

Casa de cambios que muestra la cotización del dólar y el euro en Moscú el 28 de febrero del 2022.Pavel Golovkin/AP – AP

“Este es el caso de impago soberano más confuso y jurídicamente más incierto que se me ocurre”, dijo Mark Weidemaier a The Wall Street Journal, especialista en deuda soberana y profesor de Derecho de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill. “Esa tiene que ser una de las muchas cosas que ponen nerviosos a los inversores cuando piensan en la perspectiva de demandar al gobierno ruso”.

Un inversor dijo que la cámara de compensación Euroclear recibió los fondos para los pagos de intereses de mayo justo antes de que expirara la exención del TesoroPero los fondos fueron congelados allí debido a las sancionessin poder ser enviados a su cuenta. Los abogados dicen que los documentos de los bonos no son claros en cuanto a si los pagos que llegaron a la cámara de compensación, pero no a la cuenta de los tenedores de bonos, constituirían un incumplimiento formal.

Nuevos mecanismos de pago

La semana pasada, Rusia codificó los planes para pagar a los tenedores de bonos en rublos, en virtud de un decreto firmado por el presidente Vladimir Putin. Rusia enviará los pagos en rublos a cuentas de tenedores de bonos extranjeros en bancos rusos no sancionados. Los inversores extranjeros podrán entonces convertir los rublos en monedas extranjeras.

El Ministerio de Finanzas ruso dijo que el jueves y el viernes realizó unos 400 millones de dólares en pagos a los tenedores de bonos bajo el nuevo mecanismo.

Los tenedores de bonos tendrán dificultades para sacar el dinero de Rusia sin infringir las sanciones occidentales. Los pagos pasan por el Depósito Nacional de Liquidación de Rusia, que ha sido sancionado por la Unión Europea. Además, Estados Unidos ha prohibido a los bancos estadounidenses procesar los pagos de la deuda rusa desde finales de mayo, lo que significa que muchos inversores no podrán repatriar fácilmente los fondos.

En teoría, los acreedores podrían intentar embargar los activos rusos en el extranjero, aunque no está claro qué podrían perseguir. Algunos inversores han sugerido que podrían reclamar las reservas congeladas del banco central o los activos de los oligarcas. Los tenedores de bonos de la deuda venezolana buscaron activos de una refinería de petróleo estatal tras el impago del país. En 2013, la Argentina contrató un jet privado para el viaje del entonces presidente a Asia y Oriente Medio por el riesgo de que los acreedores embargaran el avión oficial.

“Sospecho, recordando lo que pasó con la Argentina, que los estadounidenses estarían deseando que los acreedores persiguieran los activos rusos por todo el mundo”, dijo a The Wall Street Journal Paul McNamara, gestor de fondos de mercados emergentes en GAM. “Es básicamente contratar el trabajo de ir tras los activos rusos”.

Menos dependiente del exterior

Primera sesión de trabajo sobre la situación económica mundial durante la Cumbre del G7 en Schloss Elmau.picture alliance – picture alliance

No se espera que el impago tenga un impacto generalizado en la economía rusa. En los últimos años, Rusia ha reducido su endeudamiento con el extranjero, haciéndose menos dependiente del exterior.

“Los precios de los hidrocarburos están por las nubes, así que de momento no necesitan pedir préstamos”, dijo Tatiana Orlova a The Wall Street Journal, economista principal de mercados emergentes en Oxford Economics. Pero la economía rusa, centrada en la energía, es vulnerable. Rusia “necesitaría tener capacidad de endeudamiento si los precios del petróleo bajaran”, dijo Orlova.

Los inversores que poseen los bonos dicen que están planeando adoptar un enfoque más paciente, esperando que Rusia reanude eventualmente los pagos si las sanciones disminuyen.

“El enfoque del mercado será pasar desapercibido. Es posible que haya comités de acreedores sólo para discutir y saber quién tiene qué”, dijo Kaan Nazli, un gestor de carteras de bonos en Neuberger Berman Group.

Moscú dejó de pagar 1,9 millones de dólares en intereses de un bono en abril, lo que provocó el pago de un seguro de impago relacionado con esos bonos. Pero el impago fue demasiado pequeño para que los acreedores pudieran declarar un impago más amplio de la mayor parte de la deuda rusa en divisas.

Dejanos tu Comentario