Vacunación Gripe 2

Se complica la situación de una empleada policial a causa de una presunta estafa

La causa se inició el 5 de abril pasado, cuando un hombre, oriundo de la provincia de Santiago de Estero, denunció que le pagó un total de $1.500.000 en distintas oportunidades a una empleada policial que le había prometido tramitar la incorporación de su hija a la Policía de Tucumán.

650x440 240426080415 20229
Acceso a la Justicia

En una medida de allanamiento concretada en la localidad El Chañar, los efectivos de la División de Cibercrimen secuestraron un teléfono celular en una causa que se investiga a una empleada policial por una estafa cometida por un supuesto ingreso a la fuerza.

La causa se inició el 5 de abril pasado, cuando un hombre, oriundo de la provincia de Santiago de Estero, denunció que le pagó un total de $1.500.000 en distintas oportunidades a una empleada policial que le había prometido tramitar la incorporación de su hija a la Policía de Tucumán.

Asistencia Pública

Tras la denuncia, un equipo de esta División, perteneciente al Departamento Inteligencia Criminal D-2, inició una intensa investigación y constató que se trata de una empleada policial, quien realizaba publicaciones con referencias al ingreso de la fuerza provincial.

Cumplimos

Durante la pesquisa, el denunciante aseguró que los pagos tenían como destino la supuesta compra de uniformes y armas que serían entregados en el momento del ingreso de su hija a la fuerza, de acuerdo a las promesas de la persona investigada.

Planta Asfáltica

Es así que los efectivos allanaron la vivienda de la acusada, ubicada en la localidad El Chañar, departamento Burruyacú, por orden de la jueza Isabel de Los Ángeles Méndez, y por requerimiento de la Unidad Fiscal de Investigaciones Especializada en Estafas, Usurpaciones y Cibercriminalidad I, logrando el secuestro del aparato móvil de la mujer policía.

En tanto, mientras avanza la causa judicial, desde la Policía confirmaron que en forma paralela se realizarán las actuaciones administrativas de rigor. La medida judicial fue dirigida por el jefe de la División de Cibercrimen, comisario Norberto Argañaraz, y supervisada por el jefe del D-2, comisario mayor Omar Soria.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta
Dejanos tu Comentario