Operativo Dengue

Se controlará la velocidad en las rutas tucumanas

La Agencia Nacional de Seguridad Vial inauguró una base operativa en Monteros. El alto costo de los accidentes: un 3% del PBI

970x541 983682 202303152239010000001
LOS EQUIPOS. Los radares y el personal están listos. Los presentó Pablo Martínez Carignano, de la ANSV. La Gaceta / foto de Rodolfo Casen
Aprestamiento Escuelas

En la República Argentina todos los días mueren en promedio 11 personas en accidentes de tránsito. Aunque la cifra es menor a la que se registraba en los años previos al inicio de la pandemia (cuando rondaba los 15 fallecidos), esta continúa siendo inquietante. Tucumán –cabe remarcar- está en el quinto lugar en el ranking nacional de accidentes viales. Además de las diversas consecuencias que tiene para una familia un integrante accidentado, para la economía de nuestro país el alto nivel de siniestralidad en rutas y ciudades, representan entre los dos y tres puntos del PBI. Hay que tener en cuenta que actualmente para Educación se destina alrededor de los cinco puntos del total del presupuesto nacional. “Ese porcentaje es una enormidad. Por eso hay que trabajar duro. Hacer entender a las autoridades de cada comunidad que los controles no son pianta votos. De que los accidentes viales no pasan porque Dios quiso. Al contrario. Son hechos concretos que pasaron por causas concretas y que trabajando se los puede ir desterrando”. Es lo que dijo Pablo Martínez Carignano, director ejecutivo de la La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), en Monteros tras dejar inaugurada en esa ciudad la primera base operativa de fiscalización en Tucumán.

Esta dependencia, que comenzó a funcionar en la planta alta de la Terminal de Ómnibus, realizará en rutas nacionales y de la provincia controles permanentes de velocidad, alcoholemia, documentación, uso de cinturón de seguridad y de casco. También prevé tareas de patrullajes preventivos y de asistencia a los conductores ante eventualidades en las rutas. Del acto que se realizó ayer a la mañana participaron además de Martinez Carignano, el secretario de Transporte y Seguridad Vial de Tucumán, Vicente Nicastro , el intendente Francisco Serra, el vicepresidente de la Legislatura, Regino Amado, y el diputado nacional Agustín Fernández. Tanto Nicastro como Amado y Serra dijeron que la agencia viene a reforzar las tareas que se viene desplegando en la provincia con el fin de “evitar accidentes y salvar vidas”.

SE PA RA

Primera base

Carignano, aunque destacó que la inauguración de la delegación “es un acontecimiento importante porque es la primera base de la agencia en la provincia”, advirtió que esto ”no debe tomarse como un simple hecho administrativo”. “Se trata –apuntó- de poner recursos para salir a controlar en las rutas los principales factores de riesgos que son los que año tras año se llevan la vida de muchas personas”. Indicó que si bien en el 2019 y años atrás el promedio de muertes era de 15 personas por día y ahora 11, merced al trabajo de todos y de Alcoholemia Federal, “igual son muchos argentinos”. Observó de inmediato que “son muertes que se pueden evitar y para eso vinimos a trabajar en esta provincia”. “Tenemos dos causantes de los siniestros, no solo en Tucumán sino en toda la región. En las rutas el consumo de alcohol y la velocidad es una realidad y después dentro de las ciudades están los motociclistas. Y no hace falta investigar para saber que los cascos se usan muy poco. Se los usa en las rutas, pero no en las ciudades” dijo. Carignano apuntó que aunque este “es un problema que no lo vamos a cambiar de la noche a la mañana, es necesario que haya un compromiso de parte de los intendentes”. “Además del golpe que representa para la familia, el costo para el Estado es enorme. Los hospitales colapsan. Para una persona que se accidenta en moto, enseguida tienes los protocolos de diagnóstico, análisis, imágenes, yeso para miembros facturados, internación, cirugía o puede ser también terapia intensiva. Y después al final del camino asistencia a la discapacidad y la pérdida económica en lo laboral” precisó el funcionario.

CEMA

Esta realidad dijo que “está comenzando a verse en quienes toman las decisiones en el país y se trabaja sobre ella. Un ejemplo claro es Alcoholemia Federal, Comenzó en 2020 una vez por mes en todas las provincia. Ahora estamos una vez por semana. No son tontos los intendentes y ven que eso ayuda a provenir”. Carignano remarcó que frente a la coyuntura vial “el desafío por adelante en toda la región es que se aborde con intensidad la obligación del uso del casco”. “Sabemos que no es fácil, que viene de mucho tiempo y uno no puede salir a perseguir de la noche a la mañana. Pero hay que hacer educación vial, campañas. Estimular el uso. Que la gente entienda que el casco no es un adorno, sino que te puede salvar la vida. Es como el barbijo en el tiempo de la pandemia” remató.

El director ejecutivo también admitió que las condiciones de las rutas también es un factor que incide en los accidentes. Por eso aseguro que “aunque nosotros no tenemos decisiones sobre ese tema, colaboramos aportando datos sobre las condiciones en que se encuentran” concluyó

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta
Dejanos tu Comentario