Operativo Dengue

Sol Pérez mostró la casa que va a compartir con su esposo, Guido Mazzoni

La modelo se muda a un exclusivo country cercano a Buenos Aires, ubicado en Zona Norte.

Sol Perez
Aprestamiento Escuelas

Sol Pérez acaba de vivir el momento de mayor felicidad de su vida. Es que la panelista se casó por civil con su novio, Guido Mazzoni, y la cara de emoción que lució durante toda la ceremonia denotaba su felicidad. Y eso que todavía falta la fiesta, que se realizará dentro de pocos días más.

Pero a este presente soñado que vive la mediática, también se suma el lugar donde va a vivir con su flamante esposo, en un country cercano a Buenos Aires, ubicado en Zona Norte.

SE PA RA

En las imágenes que la misma Sol publicó en redes se puede ver que la casa donde se va a instalar la pareja es de grandes dimensiones, muy confortable y con un jardín de ensueño.

En un estilo de chalet con todas las comodidades, Sol fue mostrando distintos aspectos de la propiedad dentro del barrio privado en el que se van a instalar. Y, un detalle fundamental para la ex “Chica del clima”, un amplio parque donde tomar sol, entrenarse con su marido y bañarse en la pileta de la mansión.

Negocios

Por qué Sol Pérez no quiso que le tiraran arroz en su boda

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Sol Pérez rompió con una tradición que indica que, cuando alguien se casa, los familiares y amigos que asistieron a la boda les tiran arroz a la salida de la ceremonia, como deseo de éxito y fertilidad. Pero la panelista pidió expresamente a todos que se abstuvieran de realizar tal saludo a la salida de su casamiento por civil con Guido Mazzoni.

Y, de hecho, en los videos que la modelo publicó en sus historias de Instagram, se puede ver muy bien que, cuando la pareja sale del interior del Registro Civil de la calle Uruguay, en el Centro proteño, no hay rastros de arroz entre lo que tiran los invitados al enlace.

En diálogo con el móvil del programa “LAM”, la panelista explicó sus motivaciones para prohibir ese tradicional saludo.

“¿Es cierto que no quisiste arroz por lo que representa estar tirando comida?”, le preguntó el movilero.

“Prefería que no hubiera arroz, vengo de un lugar muy humilde, donde las cosas cuestan mucho. Me parecía que, si teníamos la posibilidad de comprar otra cosa y que la gente pueda tirar, que es una tradición, lo podíamos hacer de otra manera”, contestó, segura de haber tomado la decisión correcta.

Dejanos tu Comentario