Inicio Policiales Vino de Buenos Aires a Tucumán para comprarle a una familia gitana...

Vino de Buenos Aires a Tucumán para comprarle a una familia gitana la Hilux que ofrecían por Internet: le robaron los 14.200 dólares que traía y lo apretaron para que se fuera de la provincia

Un hombre que llegó desde Buenos Aires a Tucumán para comprar una camioneta Hilux denuncia que fue estafado por los vendedores, a los que había contactado por un aviso en Internet.

En la denuncia judicial, el damnificado dice que le robaron 14.200 dólares que traía para concretar la adquisición del vehículo.El hombre, domiciliado en Pilar, provincia de Buenos Aires, llegó el 9 de agosto al Aeropuerto de Tucumán

“Me fue a buscar un tal Perico al Aeropuerto, supuestamente la máxima autoridad de una familia gitana que se dedica a la compraventa de vehículos”, señala la denuncia.

“Me llevó a ver la camioneta en una casa de la calle Coronel Suárez, y de ahí fuimos a realizar los trámites en una gestoría del centro. El gestor hizo los papeles, me cobró 5600 pesos y me hizo firmar el 08. Ese mismo día harían la transferencia más tarde”, añade el denunciante.

“Perico me llevó a su casa y me pidió que le pagara los 14.200 dólares, a lo que me niego hasta no tener la transferencia hecha. Me obligan a ingresar en la casa y a darle la plata, aduciendo que la camioneta ya era mía, y solo restaba esperar la cédula verde.”

“En la espera, le pido la llave de la camioneta, pero la me niegan en forma muy sospechosa. A la hora y media llega el gestor en un Suran azul, y dice que la carpeta de la camioneta la había enviado a Salta”, afirma.

Te puede interesar:  La Fiscalía acusó a “Pety” Godoy como autor del crimen de Ana Dominé

“Les pido que me entreguen la camioneta, se niegan y me ’aprietan’ para que me vuelva a Buenos Aires. Me suben a una camioneta de Perico, me dan 3.000 pesos para el pasaje y me llevan acompañado por seis personas al Aeropuerto.”

“Me dicen que no haga la denuncia. Los seis se quieren quedar conmigo en el Aeropuerto hasta que me vaya, yo les digo que no hace falta y voy a la Policía Aeroportuaria y luego a la Fiscalía a hacer la denuncia”, relata.

“Desde entonces, no para de sonar mi teléfono. Me dicen que me vaya, me aprietan para que me vaya de Tucumán sin hacer la denuncia y no me quieren devolver los 14.200 dólares.”
Las actuaciones están en la Justicia.