Vacunación Dengue

Washington Navarro Dávila expropió un local comercial con el objetivo de construir oficinas para su ministerio

Santiago y Sofía, los dueños de GERF calzados, atraviesan por estas horas momentos de angustia y con ellos 70 familias que trabajan en la fábrica y los locales comerciales de esta marca de zapatillas.

Navarro Dávila 2
Ministro Pupilar y de la Defensa, Dr. Washington Navarro Dávila
Vacunación Dengue

Santiago y Sofía, los dueños de GERF calzados, atraviesan por estas horas momentos de angustia y con ellos las 70 familias que trabajan en la fábrica y los locales comerciales de esta marca de zapatillas. Sucede que hoy viernes fueron notificados por la Justicia que el próximo jueves 29 deben abandonar su principal local, el primero que fundaron en Concepción donde además tiene su fábrica.

¿El motivo? La jueza María Ivonne Heredia del Juzgado en lo Civil y Comercial Común I, autorizó que Washington Navarro Dávila, Ministro Público de la Defensa, se saliera con la suya y se quedara con su propiedad para construir las oficinas del Ministerio Pupilar y de la Defensa del Centro Judicial de Concepción.

Asistencia Pública

Todo inició en el año 2019 cuando la Legislatura de la provincia aprobó por ley una expropiación a este local que está ubicado en Nasif Estefano 168 en la ciudad de Concepción. Este local es de la familia GERF y allí antes Santiago y Sofía tenían una pancheria, lo que retrata el perfil emprendedor de estos jóvenes.

Cumplimos

En esta vivienda no entran ni dos oficinas, pero el “capricho” de Navarro Dávila puede ocasionarles ahora un daño económico inmenso. Según explicaron los abogados, caducó la ley que autoriza la expropiación. Desde que la ley fue votada, los jóvenes pleitearon hasta más no poder, “pero el capricho judicial y político parece pesar más”, según comentaron.

Planta Asfáltica

En uno de los tantos descargos en el frondoso expediente los jóvenes resaltan la cantidad de edificios y terrenos fiscales cercanos al centro de la ciudad sureña entre otros fundamentos que deberían haber hecho caer esta expropiación, pero de nada sirvieron. Otro condimento de este proceso fue la valuación al local.

Para el estado está valuado en 13 millones de pesos, cuando la propiedad por su ubicación está valuada en más de $175 millones, según un perito oficial. “Estamos desesperados, estamos angustiados. Este local es el único propio, no tenemos que pagar alquiler y sostiene nuestras ventas de producción”, explicó Sofía en la cuenta oficial de GERF. ¿El Estado se quedará de brazos cruzados y permitirá que se cierre un local que genera empleo genuino?

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta
Dejanos tu Comentario