Inicio Política Nacional

Cristina Kirchner ostenta el nivel más alto de rechazo de su carrera

El liderazgo cristinista encuentra demasiados límites en la realidad y empieza a ajarse su bronce hasta para la mirada de los muy propios.

cristina fernandez enferma
Cristina Kirchner

Tras dos décadas como gran ordenador de la política nacional y de haber construido la hegemonía más extensa luego de la de Domingo Perón, el kirchnerismo se debate entre el ocaso tangible y la reinvención inasible. A 19 años de la asunción de Néstor Kirchner, los números y los hechos muestran al espacio que él creó más lejos que nunca tanto de su apogeo como de sus propósitos.

Viviendas Belgrano

A pesar de (o quizá por) ser la base fundante del actual gobierno y de haber vuelto al poder luego haberlo perdido en 2015, el repliegue táctico y la impotencia frente a la administración de Alberto Fernández iluminan su incierto destino actual. Los índices de aprobación de sus principales dirigentes, empezando por Cristina Kirchner, están demasiado próximos a su piso y por debajo del promedio histórico, como reveló la última encuesta de Poliarquía.

Te puede interesar:  “Soy el hombre gris”. Cómo pasa Fernando Sabag Montiel sus días en la cárcel

Además, el nivel de rechazo a la vicepresidenta está en el valor más alto de su carrera: 60%, un porcentaje que refleja imagen negativa y reúne a quienes dicen que nunca la votarían. Pero no solo está afectada la imagen de la jefa del espacio. La profundidad del problema queda expuesta cuando se advierte que ningún dirigente del kirchnerismo más puro está mejor que su líder, sino bastante peor.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

La consideración de la opinión pública respecto de los dos dirigentes a los que ella puso en la primera línea sucesoria no para de caer. La imagen negativa del gobernador bonaerense, Axel Kicillof, subió ocho puntos. La imagen positiva del hijo bipresidencial, Máximo Kirchner, cayó ocho puntos y solo llega a 15 por ciento. La renovación generacional debe esperar. La reinvención se complica.

Te puede interesar:  Alberto Fernández vio todo el alegato de Cristina Kirchner en la Casa Rosada y coincidió con el mensaje

La hiperactividad, la omnipresencia y las multitareas que Wado de Pedro despliega desde hace unos meses, más allá de las fronteras funcionales y geográficas del Ministerio del Interior, son la respuesta práctica a ese escenario. Pruebas de ensayo del Instituto Patria en busca de un rediseño del viejo modelo para recuperar atractivo electoral. Sin embargo, no abunda la confianza en que sea esa una carta ganadora y sobreabundan especulaciones y postulaciones.

Desde el apoyo a una candidatura presidencial del chaqueño Jorge Capitanich hasta el regreso a 2015, con Daniel Scioli. Opciones que para muchos kirchneristas son el plan Fernández II. Por eso, no faltan los que ya impulsan una tercera postulación de la propia Cristina Kirchner. Imágenes del desconcierto y frutos del hermetismo del oráculo. Aún falta demasiado para esas definiciones, más “en momentos tan difíciles para nuestro pueblo”, como tuiteó antes de ayer.

Te puede interesar:  La jueza rechazó investigar a Revolución Federal por el ataque a Cristina Kirchner

El liderazgo cristinista encuentra demasiados límites en la realidad y empieza a ajarse su bronce hasta para la mirada de los muy propios. Si Alberto Fernández no es una excepción, entonces, ¿Por qué habría que confiar en próximas elecciones de la jefa?, empiezan a preguntarse sus acólitos. Así, ya no sería el pasado puesto en cuestión sino el futuro. Otro desafío para la reinvención.

El mayor rechazo al oficialismo todo y al kirchnerismo se registra entre los más jóvenes. Los anarco-libertarios y el trotskismo expresan mejor la rebeldía y el enojo contra los fracasos recientes y la ausencia de soluciones. Los hechos, las manifestaciones sociales y los indicadores socioeconómicos subrayan la imagen del ocaso kirchnerista y las dificultados para su reinvención.

Artículo anteriorEn un oficialismo separado, los iguala la búsqueda de impunidad
Artículo siguienteSusana Giménez: “A Rial le voy a hacer un juicio por mucha guita para dejarlo en la calle, por mala persona”