Entrega de ambulancias
Inicio Actualidad

El calor incrementa la angustia por la falta de agua en Concepción

Vecinos cuentan los padecimientos que sufren tras dos semanas de canillas secas en sus casas.

970x655 977393 202301202345320000001
NUEVO POZO. Las obras de la SAT demandarán dos semanas más. la gaceta / foto de Osvaldo Ripoll
Trasplante de medula osea

Hay barrios de Concepción que llevan casi dos semanas sin un servicio normal de agua. Y, con las temperaturas en ascenso, la indignación y el malestar general en los afectados se hizo más evidente que nunca.

Las obras del nuevo pozo ubicado a 20 metros del N°6, las cuales brindarían una solución a los barrios Zavalía y Parque, comenzaron el martes, pero demandarán unos 20 días.

En la espera de la reparación, ciudadanos de la tercera edad o con problemas de salud se han llevado la peor parte dado que tuvieron más limitaciones para conseguir el líquido vital.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

“Me duelen los huesos”

Los damnificados fueron obligados a modificar su rutina diaria. Según contaron a LA GACETA, cada día se despiertan a la madrugada para llenar los tanques. Además, trasladan pesados baldes con agua varias veces al día, lo que ha causado dolores físicos en los ancianos.

“He padecido porque soy discapacitada, uso andador para caminar y mi visión está afectada. Dependo de mis hijos quienes me traen el agua necesaria para vivir y para la higiene”, lamentó Silvia Ledesma habitante de un duplex en barrio El Parque. “Estos días han sido muy difíciles por el calor. Tener agua es indispensable”, añadió. Además contó que el agua embotellada de 5 litros ronda los $500, por esto sus hijos viajan a otra localidad para llenar los bidones.

El vecino Ramón Ávila reclamó a la Sociedad Aguas del Tucumán (SAT) que está pagando por un servicio que no tiene, y exigió la respuesta de la empresa. “Pasan los días y los señores de la SAT no son capaces de solucionar el problema. Es una burla. Me duelen los huesos por trasladar baldes”, protestó.

Los domiciliados en barrio Zavalía sostuvieron que el problema del agua comenzó hace por lo menos dos años, y que se esperaba una situación así en algún momento. “La perforación del pozo debió realizarse antes para evitar este problema”, dijo Tomás Oscar Marques. También contó que diariamente debe levantarse a la madrugada para conseguir agua y se quejó porque debe realizar largas filas para conseguir agua mineral. “El agua de las cisternas no se puede tomar, está contaminada y nos ha causado molestias estomacales”, afirmó.

Lavar ropa a mano

Por otra parte, quienes tienen familiares a cargo han expresado su preocupación ante la persistencia del problema. Patricia Lunardello vive con su madre, que es electrodependiente y tiene 93 años. “Es realmente difícil higienizar a mi mamá. Además tengo un bloqueo en la columna y por ello no puedo cargar objetos pesados, incluyendo tachos con agua”, indicó. Los bomberos se encargan de llevar la cisterna hasta su domicilio para cargar el tanque. Lunardello dijo que el lunes presentó un reclamo formal ante la SAT y ante el Ente de Control y Regulación de los Servicios Públicos Provinciales de Tucumán (Ersept).

Sofía Castro se encargó de gestionar a los vecinos autoconvocados para exigir una solución. “Con esta situación se vio la miseria humana de la clase política y también de la clase empresarial. Asesinaron los derechos humanos”, fustigó. Su madre se encuentra hospitalizada, producto de dos accidentes cerebrovasculares. La mujer reclamó que el no tener agua le ha “quitado su estilo de vida” ya que, entre otras cosas, debe lavar ropa a mano y cuidar la herida expuesta de su madre cuando la cisterna está disponible. “No comprendo cómo la gente hizo para acostumbrarse a levantarse a las tres de la mañana para cargar los tanques e ir a trabajar sin dormir”, lamentó.

Vecinos piden agua mineral y pañales

Los vecinos autoconvocados de la zona apelaron a la solidaridad de los ciudadanos de Concepción y desde el martes están recibiendo donaciones en Plaza Mitre de 9 a 13 hs. y de 17 a 21 hs. Solicitan agua mineral, lavandina, alcohol, toallitas húmedas y pañales para adultos y para niños, con el objetivo de ayudar a los damnificados a mantener la higiene.

Dejanos tu Comentario