Inicio Justicia

El femicida de las 113 puñaladas, en libertad: “Volvemos a tener a un asesino en la calle”, dijo el papá de Carolina Aló

Este mediodía recuperará su libertad luego de cumplir durante el último año la condena que le impusieron por violar dos restricciones perimetrales

xkhekiw6zbhhdoxboos7ylall4
Edgardo Aló, padre de Carolina, víctima del femicida Fabián Tablado: “Volvemos a tener a un asesino en la calle”, dice a horas de que el homicida vuelva a salir en libertad- Télam Agencia de noticias

El 28 de febrero de 2020, el femicida Fabián Tablado quedaba la libertad tras permanecer casi 24 años preso por el homicidio de su novia Carolina Aló. Unas 113 puñaladas le asestó a la joven. Pero a fines de ese año volvió a la cárcel por violar dos perimetrales: estuvo cerca del padre de la víctima y de sus propias hijas. Hoy, al mediodía, otra vez saldrá de la cárcel. “Volvemos a tener a un asesino en la calle”, dice Edgardo Aló.

Viviendas Belgrano

Con la tranquilidad de quien hizo todo lo posible para obtener justicia por el brutal crimen de su hija, Aló está atento a lo que ocurrirá una vez que Tablado regrese a la calle. “No le tengo miedo porque es un cobarde que les pegó a mujeres. Nunca se enfrentó con un hombre. Pero lo cierto es que es un peligro para la sociedad”, reflexiona el hombre.

Fabián Tablado y sus hijas, al cruzar el puente Sacriste, de Tigre, en octubre de 2020, hecho que configuró la violación de dos perimetrales que le habían impuesto al darle la libertad por el femicidio de Carolina Aló, en febrero de 2020
Fabián Tablado y sus hijas, al cruzar el puente Sacriste, de Tigre, en octubre de 2020, hecho que configuró la violación de dos perimetrales que le habían impuesto al darle la libertad por el femicidio de Carolina Aló, en febrero de 2020Télam Agencia de noticias

El reincidente saldrá en libertad a las 12 de su actual lugar de detención, la Unidad 46 de José León Suárez, una de las que integran el Complejo Penitenciario San Martín que el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) tiene montado al costado del Camino del Buen Ayre.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Al menos por los próximos cuatro meses, la jueza Silvia Sendra le impuso a Tablado, nuevamente, una restricción de 500 metros que le impedirá acercarse tanto al domicilio de Aló, en San Fernando, como al lugar de trabajo del padre de Carolina en la Dirección Nacional de Migraciones (DNM) de Tigre.

Te puede interesar:  La Policía dio con el principal sospechoso de asesinar a tiros a un hombre en San Andrés

Para cumplir con esa prohibición, la titular del Juzgado de Familia N°5 de San Isidro ordenó a la Municipalidad de Tigre que arbitre los medios necesarios para otorgar e instalar “dispositivos duales” de pulsera y tobillera electrónica.

“Que haya cumplido la condena no significa que haya cambiado como persona. Es un problema, no solo para nosotros, porque la guerra ya la perdimos, sino para la sociedad. La gente podría estar caminando al lado de alguien que puede tener un cuchillo en la mano”, resalta Aló.

Aló, víctima de la violencia

El 27 de mayo de 1996, en un hecho que generó conmoción en la sociedad, Tablado asesinó de 113 puñaladas a su novia Carolina Aló en la casa de la familia de él, en Tigre. El hombre persiguió a la joven por varios ambientes de la casa -escaleras, cocina y garaje. Utilizó cuatro armas blancas para matarla: una cuchilla de cocina, dos cuchillos de mesa Tramontina y un formón de carpintería.

Fabian Tablado y Carolina Alo
Fabian Tablado y Carolina Alo

El juicio por el crimen se realizó en 1998 y, como en aquella época no existía la figura del femicidio -que tiene como pena la reclusión perpetua-, para intentar lograr una condena de 35 años tanto la fiscalía como la querella acusaron a Tablado por la figura del homicidio agravado por alevosía. Sin embargo, la Sala III de la Cámara Penal de San Isidro condenó a Tablado a 24 años por homicidio simple.

Te puede interesar:  Juicio contra Yapura Astorga: "Nuevamente ganan el poder, la injusticia y la corrupción en Tucumán”

Si bien tiempo después el homicida logró que le bajaran la pena a 21 años, la mujer con quien se había casado dentro de la cárcel lo denunció por amenazas de muerte y, en un juicio abreviado, le añadieron dos años y medio más de prisión por este nuevo hecho de violencia.

Fabián Tablado, el femicida de las 113 puñaladas, cuando cumplió la pena y salió en libertad en febrero de 2020
Fabián Tablado, el femicida de las 113 puñaladas, cuando cumplió la pena y salió en libertad en febrero de 2020Enrique García Medina – LA NACION

Desde que mató a su novia hasta el 28 de febrero de 2020, cuando se dio por concluida la condena y salió del penal de Campana, estuvo 23 años, nueve meses y un día preso. Más allá de alguna salida transitoria que en alguna oportunidad tuvo, pero le fue revocada, Tablado pasó más de la mitad de su vida encarcelado por las tres condenas que tuvo a lo largo de sus actuales 45 años.

El último fallo del año pasado lo condenó por dos hechos de “desobediencia” por no respetar las prohibiciones de acercamiento que tenía con sus hijas y con Aló y volvió a ser detenido el 16 de diciembre de 2020. Fue el propio padre de Carolina el que lo denunció entonces al enterarse de que el 19 de octubre Tablado pasó caminando junto a sus hijas mellizas -sobre quienes también tenía una perimetral-, a 150 metros del lugar de trabajo de Aló, lo que luego fue confirmado por los videos de las cámaras de seguridad.

Te puede interesar:  Mortal ataque en San Andrés

El padre de Carolina no oculta su indignación: “La Justicia que tenemos se compra y se vende. Eran dos denuncias por distintas violaciones perimetrales y resulta que las unificaron en una causa”. “La pena de muerte existe en la Argentina: la utilizan los asesinos”, reflexiona Aló.

FuenteLa Nación
Artículo anteriorLionel Messi le dedicó al Kun Agüero una emotiva carta por su retiro: “Duele mucho”
Artículo siguienteSergio Berni contó por qué está alejado de Cristina Kirchner y habló de una herida “muy profunda”