Cárcel Benjamín Paz
Inicio Actualidad

El gobierno nacional juega con la salud de los argentinos

Personal médico alerta que la vacuna china Sinopharm no inmuniza lo necesario contra el COVID-19. No se registra antecedentes de semejante nivel de incompetencia de un gobierno como el de Argentina

vacuna china sinopharm
Procrear

Horas después de que llegaran al país un millón de vacunas chinas Sinopharm, un grupo de médicos que se aplicó la primera dosis denunció que, al realizarse test de anticuerpos, encontraron una protección por debajo de la que prometen los laboratorios. La primera dosis, según explican, tiene una eficacia del 50 por ciento, por lo que encendieron las luces de alerta en medio de la incipiente llegada de la segunda ola de coronavirus.

Sin embargo, personal de salud indica que no sería de este modo y alertan que tampoco sería conveniente diferir la aplicación de la segunda dosis en la población. En ese marco, el decano de la Facultad de Odontología de la Universidad del Salvador, Gustavo Di Bella, dijo que se encontraron con que, en muchos casos, la inmunidad no es la suficiente, lo cual genera mucha preocupación.

Esto se debe al hecho de que los médicos, odontólogos, enfermeros y personal administrativo que tienen la Sinopharm no estarían debidamente inmunizados y siguen trabajando. En ese sentido, advierten que es necesario seguir las prescripciones que indica quien fabrica la vacuna. Y es que la utilización de la vacuna china está diseñada para que tenga dos dosis ya que esa es la manera indicada.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Incluso el laboratorio ahora habla de una tercera, que se aplicaría ocho meses después de la segunda. La prescripción es muy clara. Una primera dosis y a las tres o cuatro semanas, la segunda. No alcanza una sola, la decisión de prolongarlo no sería científicamente correcta. Ni siquiera quienes la fabricaron recomiendan ni saben cuánto puede durar el período ventana entre las dosis.

Si bien es cierto que es entendible que estemos en pandemia, y que, por lo tanto, hay decisiones sanitarias que se pueden tomar o no, pero la postergación por doce semanas de algo que debería ser en tres no está avalada científicamente. De esta manera, al referirse a la estrategia del Gobierno nacional de vacunar con una sola dosis para llegar a más argentinos, la preocupación aumenta.

Y es que preocupa porque la indicación es otra. El esfuerzo que se está haciendo es muy importante, pero se tiene que cumplir con las indicaciones de los fabricantes. Tal como trascendió, luego de dos dosis, la vacuna Sinopharm tienen un 79% de eficacia. Sin embargo, cabe aclarar que la inmunidad es algo más complejo que sumar dos más dos. Es por ello que los especialistas remarcan que no es igual para todas las personas.

Realmente, se trata de un gobierno que juega con la salud de la población en un hecho que no registra antecedentes de semejante nivel de incompetencia. En ese marco, no hace más que encender las luces de alarma de una sociedad asustada por la pandemia, pero también por estar en manos de gente absolutamente incapaz, tal y como lo viene demostrando incluso antes de la llegada del coronavirus a la Argentina.