Boleto Gratuito

El Gobierno nacional se acerca a romper su propio récord de pobreza

Se trata del 42,2% de los meses de aislamiento por la pandemia.

cristina kirchner sergio massa alberto fernández
Cristina Kirchner - Sergio Massa - Alberto Fernández
Descacharreo

Ya se dijo: los 40 años que pasaron desde la restauración democrática se pueden dividir en dos mitades y la segunda se puede nombrar como la fuerza política que marcó el ritmo de las disputas y competencias del período. Se puede decir algo más sobre la era kirchnerista. El matrimonio que la encarnó construyó una hegemonía cuestionada. En estos veinte años hubo diez elecciones nacionales, y el kirchnerismo perdió cinco.

Esa simetría se rompe si solo se toman en cuenta las cinco últimas elecciones. En este período se ve que el kirchnerismo perdió en 4 de los 5 turnos: solo ganó en 2019, y esa victoria le sirvió para cortarle a Mauricio Macri la posibilidad de su reelección y para confirmar que la era merece el nombre con que fue designada. Otra forma de mostrar ese fenómeno es mencionar las novedades que fueron apareciendo en las elecciones más recientes.

Boleto

En 2015, Juntos por el Cambio mostró que podía ganarle a un peronismo dividido, en aquel momento separado entre el kirchnerismo y el Frente Renovador de Sergio Massa. En 2019, la novedad fue que el peronismo unificado en el Frente de Todos alcanzaba para ganar. En 2021 hubo otra novedad: el peronismo unificado perdió contra una oposición dividida. Ese declive político del kirchnerismo se encuentra ahora con una novedad estadística que se difundió ayer.

El INDEC informó -en una foto vieja que se agravará mucho cuando se conozcan los números de la primera mitad de este año- que la pobreza alcanzó a finales del año pasado al 39,2%. Ese porcentaje ya es más alto hoy, y es muy probable que supere al récord del gobierno de Alberto Fernández, que fue el 42,2% registrado en 2020, en los meses del aislamiento por la pandemia. Las cifras del INDEC, si se proyectan a todo el país, indican que hay 18.800.000 de personas pobres, de las cuales 3.800.000 son indigentes.

Negocios

El dato que más debe preocupar al kirchnerismo es que la situación social es incluso más desesperante en el conurbano bonaerense, el lugar en el que viven la enorme mayoría de sus votantes. En los alrededores de la Capital Federal, el 45% de las personas son pobres, lo cual preanuncia que este año, con la aceleración inflacionaria del primer trimestre, la mitad de los habitantes de esos partidos de la provincia de Buenos Aires serán pobres.

La Argentina conoció tiempos peores solo en los momentos que siguieron a las dos grandes crisis económicas a las que asistieron las generaciones que viven hoy. En 1990, en la salida de la hiperinflación, la pobreza en todo el país trepó al 47,5%. En 2002, coletazo del derrumbe de 2001, llegó al 57,5%. Conviene también decir que este segundo pico se produjo cuando colapsó el plan económico que había posibilitado desescalar el primero de esos topes.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

También se observa que la recaída terminó siendo mucho más devastadora que la enfermedad inicial. Hoy ya está bastante claro que la organización económica que suplantó a la convertibilidad que explotó a principios de siglo -el kirchnerismo en sus distintas variantes- no existe más. No están las condiciones internacionales que hicieron posible el ingreso de dólares en el principio de la era.

La infraestructura heredada quedó chica y el Estado no tiene qué distribuir ni cómo canalizar nuevas transferencias desde los sectores más productivos a la parte de la población menos integrada. Esa coincidencia, la del kirchnerismo barranca abajo y la de la pobreza en trepada, la del votante propio empobrecido y el modelo económico evaporado, se explica sola: los finales de ciclo son así.

Dejanos tu Comentario