La Mañana con Vos
Inicio Economía

El “peso” no alcanza para nada

Es inminente una devaluación del peso después de las elecciones legislativas del 14 de noviembre

pesos

Los mercados apuestan a una devaluación del peso después de las elecciones legislativas del 14 de noviembre. Y esa apuesta en medio de una marcada incertidumbre sobre el futuro económico encuentra coincidencia en un punto, el Banco Central cuenta con las reservas suficientes como para sostener el cepo cambiario y la estabilidad del dólar oficial nada más que hasta fin de año.

Viviendas Belgrano
martin guzman ministro
ministro de Economía, Martín Guzmán

En una estrategia de “paso a paso” en medio de la tormenta después de la derrota del oficialismo en las PASO de septiembre, el tándem del ministro de Economía, Martín Guzmán, y el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, dosifica los dólares de las reservas, pero no puede evitar que en estos días el saldo de la rueda cambiaria tenga signo negativo. En cuatro días de octubre vendió USD 200 millones.

Miguel Pesce
Miguel Pesce, presidente del BCRA

En ese marco, existen economistas como Carlos Melconian que aseguran que el Banco Central llegará a fin de año con reservas líquidas negativas, mientras que otros estiman que las “netas” apenas superarían los USD 2.000 millones en diciembre. En ese contexto, la discusión dentro y fuera del Gobierno es de qué forma y magnitud será el ritmo de devaluación que aplicará el Banco Central después de noviembre.

CEF Medical
CEF Medical
Banco Central
Banco Central de la República Argentina

Los funcionarios ratifican su intención de no aplicar un salto cambiario y mantener la política de suba diaria del dólar oficial aun cuando decidan ajustarla para que siga más de cerca la marcha de la inflación. La defensa oficial contra una devaluación brusca se basa en el impacto inflacionario que provocaría en un contexto en el que el costo de vida apunta a una suba anual de 48/50 por ciento y sin expectativas claras de desaceleración.

Este es su Pollo
Este es su Pollo
Te puede interesar:  Pese a la carta de Cristina Kirchner, las internas complican la muestra de coherencia del Frente de Todos ante el FMI

Frente a la incertidumbre tanto las empresas como la gente en general busca cubrir sus ahorros y en esta oportunidad no sólo por medio de la compra de dólares que es el mecanismo tradicional de los períodos preelectorales. Y es que, además de los tradicionales billetes que muchos argentinos fueron juntando a lo largo de los años, la cobertura de estas semanas oscila en torno a si será más rentable colocar los pesos en instrumentos atados al dólar o a la inflación.

Las compañías y mayoristas que realizan operaciones de comercio exterior se inclinan por las letras dolar-linked para proteger sus balances, pero tal vez no sean lo más rentable. En otras palabras, un sendero para defender los pesos sería primero protegerlos de un salto cambiario y, en caso de que se concrete, salir rápido y atarse a una inflación que se considera seguirá siendo rebelde.

Ese supuesto del mercado abre una cantidad de interrogantes sobre la política económica del Gobierno gane o pierda las elecciones. Pensar en cómo y cuánto devaluar el peso implicará ponerlo en un contexto de alta distorsión de precios donde el atraso de las tarifas domiciliarias de luz y gas o del transporte, que en 8 meses de este año crecieron menos de 10%, contrasta con los aumentos de 60% a 70% de los materiales de la construcción, los autos o la carne.

Te puede interesar:  Cronograma de pagos: Quiénes cobran hoy junes 29 de noviembre

Y aún con el 28,3% de la dosificada suba del dólar mayorista. Ese desorden de la política de precios se profundiza ante la expectativa de devaluación ante la creencia de que el gobierno no podría mantenerla al carecer de dólares para apuntalar un atraso relativo del dólar con la consiguiente brecha cambiaria de 80% y la masa creciente de subsidios a la energía. Es por ello que se entiende más porqué los tenedores de pesos buscan como protegerlos.

Artículo anteriorSubsidio de Salud sin cobertura odontológica
Artículo siguienteUna encuesta preguntó “a quién votaría mañana como presidente” y el Gobierno también bajó ahí