Boleto Gratuito

La coincidencia en un acto entre Alberto y Cristina no oculta sus diferencias

El presidente y la vicepresidenta compartirán un acto en YPF luego de meses de pelearse en público.

alberto fernández y cristina kirchner 1
Alberto Fernández y Cristina Kirchner (Archivo)
Descacharreo

Ayer jueves al mediodía, un rato antes de que Cristina Kirchner anunciara que concurrirá al acto por los 100 años de YPF, un grupito de funcionarios de línea de la Presidencia de la Nación recorrieron Tecnópolis, el lugar donde este viernes se hará la ceremonia por el aniversario de la petrolera. Parecía una incursión de exploración en territorio enemigo, porque ya desde el arranque del Gobierno quedó claro que la conducción de la empresa más emblemática del país le correspondía a la tira de funcionarios que responde a la vicepresidenta.

Las horas terminaron demostrando que era una avanzada para conocer los detalles del evento que, desde que fue confirmado, tiene en vilo a los funcionarios del Gobierno: el encuentro entre Alberto Fernández y su compañera de fórmula luego de semanas de enfrentamiento público. La vicepresidenta hablará antes del discurso que dará el presidente en el escenario que preparó YPF.

Boleto

Será una puesta en escena destinada a potenciar el uso del recurso que mira el mundo con atención renovada desde la invasión de Rusia a Ucrania y que le dio a Fernández algunas de las pocas alegrías que mostró su política exterior en los últimos meses. El problema para el Presidente es que, en Tecnópolis, el palco que lo recibirá no lo verá como un jeque que merece ser seducido.

El manejo de la política energética fue el primero que puso a Fernández y a Kirchner en dos costados distintos de la grieta que divide al oficialismo. En el Frente de Todos, la suba internacional del precio de los combustibles se vive como una tragedia. Una prueba de ello es que, a pesar de que dijo varias veces lo contrario, Martín Guzmán no consigue todavía armar un esquema para las tarifas de gas y electricidad que al menos se acerque a la reducción de subsidios que acordó con el FMI.

Negocios

Los intentos de la vicepresidenta por hacer renunciar al ministro fallaron, y esa situación dejó debilitada como nunca antes a Cristina -que se había acostumbrado a cambiar funcionarios con un tuit o un posteo en Facebook- pero también dejan al Presidente y al jefe de Economía sin su excusa preferida. Ahora, ninguno de los dos puede decir que no toman decisiones porque la vicepresidenta les pone trabas.

¿La foto en conjunto puede servir para remendar la unidad en el oficialismo? Un ministro muy cercano al Presidente le dijo ayer a la prensa que no ve a Fernández con la voluntad de correrse del camino que eligió desde que se agravó la pelea interna: gobernar como si los problemas de la alianza con el kirchnerismo ya no existieran. Hace diez días, otro de los funcionarios más cercanos a Fernández, el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, visitó a la vicepresidenta.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Y, según aseguran fuentes que conocen partes de esa conversación, Cristina Kirchner repitió las críticas al Presidente y a Martín Guzmán que hace en público. Alberto Fernández, por su parte, en una conversación que mantuvo durante esta misma semana con uno de sus hombres en el Gabinete, repitió que no abrirá la toma de decisiones al resto de los integrantes del Frente de Todos.

Lo cierto es que, a pesar de que falta un año para que ese tema empiece a discutirse en serio, en la Casa Rosada insisten en que la única forma de encauzar la pelea es dirimir las candidaturas en una elección primaria. Esa misma fue, según confesó en público el camporista Andrés Larroque, la propuesta que hizo escalar la pelea interna hasta niveles que nadie había imaginado antes.

Dejanos tu Comentario