Boleto Gratuito

La designación de Mauricio Guzmán en la UNT causó indignación y repudio

La reaparición del ex secretario de Cultura del gobierno del genocida Antonio Domingo Bussi como funcionario sorprendió y generó rechazo en la comunidad universitaria y artística de la provincia.

universidad nacional de tucuman
Universidad Nacional de Tucumán
Descacharreo

Gran malestar generó la designación de Mauricio Guzmán al frente de la nueva Subsecretaria de Cultura de la UNT: “La situación me recuerda al título de una de mis obras: ‘El sueño inmóvil’. La peor de las tragedias es la tragedia de la repetición, es estar en una especie de pantano donde te hundís, te hundís y no salís por toda la eternidad. Creo que esto es como eso”, opinó referente de la cultura tucumana y dramaturgo laureado, Carlos Alsina.

Es que la reaparición del ex secretario de Cultura del gobierno del genocida Antonio Domingo Bussi como funcionario sorprendió y generó rechazo en la comunidad universitaria y artística de la provincia. Alsina tomó la decisión de no colaborar con la casa de altos estudios mientras Guzmán esté en el cargo. Cabe recordar que las flamantes nuevas autoridades de la UNT habían creado la Subsecretaria de Cultura y designado a Guzmán en el cargo.

Boleto

“No lo podía creer. Sé que hubo un gran enfrentamiento interno en la UNT en las últimas elecciones, pero, sea quien sea que haya ganado, nunca me imaginé que alguien pudiera elegirlo para ocupar un cargo, sobre todo, la universidad que siempre tuvo una política de repudio de lo que pasó en la dictadura, con tantos profesores y estudiantes desaparecidos que hubo. Es incomprensible porque Guzmán fue cómplice de un proyecto antidemocrático”, recalca Alsina.

El artista se apura en aclarar que sus diferencias con Guzmán no son de índole personal: “Mis objeciones no son hacia la persona, desde el punto de vista personal con Guzmán jamás nos hemos enfrentado y nuestras carreras nunca se han juntado. Mis diferencias vienen por su apoyo a Bussi. Lo que me preocupa es el hecho de que una comunidad convierta lo que es absolutamente anormal en normal”.

Negocios

“Si, al menos, Guzmán hubiera tenido en su momento el don de reconocer que se equivocó al apoyar al bussismo… Cuando él ejerció ya habían pasado 20 años de la dictadura, no podía desconocer lo que significaba y significa Bussi. Me pregunto cómo alguien que fue funcionario de un genocida siga siendo funcionario en gobiernos democráticos durante quince años. Digo esto más allá de que considere que, en su momento, hizo una gestión pésima. Esto me parece muy peligroso para la construcción de nuestra sociedad y de nuestra memoria”, agregó.

“Es algo traído de los pelos, no se justifica que le hayan creado un cargo en la universidad, que debería ser un ejemplo de democracia, pero eso no se corrobora en los hechos. Supongamos que haya una política de activar esa área, pero no podemos poner a una persona de estas características al frente. Ya lo conocemos a Guzmán y creo no vamos a salir nunca del pozo si no sabemos elaborar lo que pasó”, declaró.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

“Esto es algo que no se puede soslayar, acá hubo un genocidio y eso debería ser innegociable. Guzmán no hizo desaparecer a nadie, pero fue cómplice de un proyecto de impunidad”, dijo Alsina y remarcó el malestar que generó en la comunidad artística tucumana la sorpresiva designación: “Mucha gente se ha sentido desilusionada porque esto es algo que va en contra de la historia”.

Si bien las principales críticas del dramaturgo tucumano apuntan a lo que representa la figura de Guzmán como cómplice del bussismo, también criticó su gestión al frente del Ente Cultural, ya que se trata del funcionario que más tiempo se mantuvo en cargos públicos en la provincia desde el regreso de la democracia: “Su gestión no fue para nada abierta. Durante 15 años hemos vivido una gestión donde los artistas locales hemos tenido un espacio mínimo”.

“Él ha sido excluyente con algo con lo que no se puede ser excluyente… No se puede ser excluyente en la activad más libre del ser humano: el arte. La concepción de su gestión fue la concepción de una cultura para las cuatro venidas como un cliché de lo supuestamente culto y de lo académico. Cuando trató de hacer algo popular salió algo donde no hubo un verdadero trabajo cultural. Fue algo cholulo, pirotécnico”, añadió.

También recordó la persecución que sufrieron los trabajadores del Ente Cultural cuando estuvo bajo su conducción: “Guzmán tuvo una política de persecución a aquellos empleados del Ente que se le oponían. Esta nueva designación es un castigo también para los laburantes”. Apenas supo de la designación de Guzmán al frente de la nueva subsecretaría, Alsina tomó cartas en el asunto.

Y les pidió a los responsables de la librería que funciona en el Centro Cultural Virla que retiren sus libros: “Pienso seguir con la misma política que tuve cuando él era funcionario del Ente Cultural y no voy a hacer nada que pueda legitimar algo donde este Guzmán. Por eso, van a sacar los libros de la venta y, desde ahora, yo no presto ningún apoyo a la gestión de la UNT mientras esté alguien que signifique lo que significa Guzmán”.

Alsina llamó a sus colegas a emular aquella acción colectiva: “Espero que la comunidad artística se dé cuenta lo que simboliza esto de que vuelva un tipo como este y que hagan un boicot a su gestión. No es que ando apuntando con el dedo ni en una cacería de brujas, comprendo a los colegas que tienen que trabajar, pero pienso que no duraría mucho alguien como Guzmán si la comunidad de personas vinculadas a la cultura de Tucumán le quita colaboración a la UNT”.

Para finalizar, el dramaturgo aprovechó la oportunidad para dejar en claro que “sería muy bueno que eso se produzca y que las nuevas autoridades de la universidad se den cuenta de que se han equivocado. Espero que se muevan las fuerzas más sanas de nuestra comunidad y que las actuales autoridades den un paso atrás. Esta no va a ser una gestión que les sirva, así sea para satisfacer sus propios intereses”.

Dejanos tu Comentario