Inicio Mundo La condena a Lula no será anulada, aseguró Moro

La condena a Lula no será anulada, aseguró Moro

El actual ministro de Justicia dijo que no renuncia, pese al escándalo.

MENSAJES. Las conversaciones entre el juez y el fiscal se hicieron públicas. reuters

BRASILIA, Brasil.- El ministro de Justicia de Brasil, Sergio Moro, dijo que no renunciará por el escándalo causado por la filtración de mensajes personales que generaron dudas sobre su imparcialidad cuando era un juez anticorrupción que encarceló al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

En una entrevista publicada ayer, Moro dijo al diario “O Estado de S.Paulo” que no está preocupado por la posibilidad de que sea anulada la condena por corrupción contraLula, algo que expertos legales como el Colegio de Abogados de Brasil y algunos integrantes del Supremo Tribunal Federal (STF) indicaron que podría ocurrir.

Es la primera entrevista que concede Moro desde que se hicieron públicos algunos mensajes “hackeados” procedentes de la aplicación de mensajería encriptada Telegram.

La página web “The Intercept” publicó, a principios de semana, varias historias basadas en lo que calificó como un “enorme tesoro” de mensajes filtrados entre fiscales federales, el entonces juez Moro y otros implicados en la investigación y el proceso de la trama de corrupción “Lava Jato”.

Moro aseguró que no está preocupado por el contenido de los mensajes filtrados y desafió a “The Intercept” a que los haga públicos todos. “Si quieren publicarlo todo, que lo hagan entonces. No tengo problemas con eso”, afirmó.

Moro dijo al diario que no cree que haya nada ilegal en sus conversaciones con los fiscales. Sin embargo, destacadas figuras legales, incluidos algunos integrantes del STF, mostraron su desacuerdo público con esta aseveración.

“No hubo colusión. Estoy absolutamente tranquilo con la naturaleza de mis mensajes”, dijo Moro. Según añadió, el caso contra Lula “fue decidido con absoluta imparcialidad, basado en pruebas sin ningún tipo de influencia”.

Dijo además que el ataque cibernético afectó a jueces, camaristas, fiscales y periodistas y que el país se enfrenta ante “un delito en marcha” promovido por una asociación delictiva profesional. Moro afirmó que hay una intencionalidad política en la divulgación de los mensajes que le atribuyó el sitio The Intercept Brasil, que sugirieron que el ex juez de la Operación Lava Jato que condenó a Lula en primera instancia a más de nueve años de cárcel por los delitos de corrupción y lavado de dinero coordinaba su trabajo como magistrado con el jefe de la acusación contra el ex mandatario, el fiscal Deltan Dallagnol.

“Clonaron mi teléfono, intentaron obtener datos de mi aparato celular, de aplicaciones. Hasta donde sé, no fueron obtenidos datos. Pero los fiscales fueron víctimas de hackers y ahora está ocurriendo esta divulgación indebida. Estoy absolutamente tranquilo en relación a la naturaleza de mis comunicaciones”, dijo el ex juez.

El jueves, “The Intercept” difundió una nueva secuencia de mensajes que habrían entre Moro y Dallagnol. La nueva filtración muestra lo que sería una conversación del apoyo del ministro del Supremo Tribunal Federal (STF) Luiz Fux a la Operación Lava Jato.

Los textos fueron divulgados en una entrevista a Radio BandNews por el editor ejecutivo de “The Intercept”, Leandro Demori, que el domingo reveló otros mensajes en donde Moro y Dallagnol intercambiaban mensajes estratégico para avanzar en en la operación.

Los nuevos mensajes habrían sido enviados el 22 de abril de 2016. Según las nuevas revelaciones, el magistrado Fux habría brindado su apoyo al fiscal Dallagnol y a Moro para el desarrollo de las investigaciones de la Lava Jato, frente a una posible posición contraria de Teori Zavascki, magistrado relator de la Lava Jato en el Supremo y que murió en un accidente aéreo en enero de 2017. (Télam-Reuters-Especial)