Entrega de camionetas Policía
Inicio Mundo ¿La quema de IGLESIAS también es parte del cambio de sistema en...

¿La quema de IGLESIAS también es parte del cambio de sistema en Chile?

Profanación de iglesias e imágenes religiosas en Chile.
Monóxido

Lo último que la furia de los manifestantes en Chile destruyó no fue un vagón del subterráneo ni un comercio, sino las estatuas religiosas que saquearon de la histórica Parroquia de La Asunción, en Santiago, para construir una barricada.

En una imagen, un manifestante encapuchado levanta una virgen en alto. En otra, la policía camina junto a una Piedad donde María está rota y ha perdido la cabeza. En una más, un Jesucristo aparece degollado frente a mesas, bancas y otros muebles de madera que también fueron removidos de la Parroquia de La Asunción para montar una fortaleza improvisada. Después de reunir las piezas en la calle, los enmascarados les prendieron fuego para enfrentarse a la policía.

Asistencia Pública

Los encapuchados también afectaron la sede de la universidad privada Pedro de Valdivia, que luego estalló en voraces llamas que consumieron el edificio. Aún se desconoce el origen del fuego.

Prórroga

A un par de cuadras se llevaba a cabo otra protesta en una céntrica plaza de la capital chilena, donde decenas de miles se reunían pacíficamente. El intendente (gobernador) de Santiago, Felipe Guevara, cifró en unas 75.000 las personas reunidas ahí.

Maratón Independencia

A metros de los manifestantes, encapuchados volvieron a armar barricadas encendidas en una de las entradas de una estación del subterráneo, que ha resultado con más de 80 de sus 136 estaciones destruidas, saqueadas y varias incendiadas tras los inicios de un estallido social en todo el país el 18 de octubre.

Planta Asfáltica

Al anochecer los manifestantes empezaron a retirarse mientras decenas de encapuchados permanecieron en la plaza levantando barricadas y prendieron una enorme fogata alrededor de la cual hicieron una ronda que dio muchas vueltas.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Las llamas y el humo estaban muy cerca de un antiguo edificio donde mayoritariamente viven ancianos. Al anochecer llegaron unos 15 carros de policías y se vio cuando disparaban bombas lacrimógenas y se escucharon disparos de perdigones o balines.

Cientos de personas se encaminaron hacia el barrio de clase media de Providencia, que hace un par de días sufrió el saqueo de centenares de comercios. Un encapuchado trepó un alto poste y dañó una cámara de tránsito -muchas de ellas han servido para identificar a saqueadores- mientras en las cercanías un incendio afectó una oficina del registro civil.

La jornada partió el viernes con protestas de camioneros y estudiantes que se manifestaban contra medidas de seguridad anunciadas la víspera por el presidente Sebastián Piñera, luego que el miércoles y jueves encapuchados arrasaran con decenas de comercios de Providencia, un barrio de clase media en el que cometieron innumerables destrozos.

Ginette Pérez, estudiante de 17 años, hablo con la agencia The Associated Press cuando se dirigía al centro de la ciudad a protestar acompañada de cinco compañeras. “Aún no hemos conseguido nada, así que seguiremos protestando”, expresó.

La Cruz Roja chilena dijo que de 2.500 personas resultaron heridas desde el estallido social hace 22 días.

Dejanos tu Comentario