Inicio Economía La venta de autos 0 km se derrumbó el 3,1% y el...

La venta de autos 0 km se derrumbó el 3,1% y el sector no avisora indicios de recuperación

Según el último informe de Acara, los números de marzo fueron peores que los de febrero, algo que no sucedía desde hace 17 años. La ausencia de una financiación razonable y el acoso impositivo las empresas completan un panorama alarmante.

EN PICADA. El acumulado de venta del primer trimestre del año fue de 139.086 vehículos, lo que representa una caída del 49,5% respecto de 2018. la gaceta / foto de Hector Peralta (archivo)

La crisis en el sector automotor no se detiene. El número de vehículos patentados durante marzo fue de 38.864, lo cual significó un descenso de 3,1% con relación a febrero, cuando se habían registrado 40.115 unidades. Así lo confirmó la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara), que emitió ayer un crudo informe.

“Hace más de 17 años que no se muestra un mes de marzo inferior a febrero”, evaluó la entidad. Y precisó que en la comparación interanual la caída se elevó a 54,5%, ya que en marzo de 2018 se patentaron 85.388 unidades.

El acumulado de patentamientos del primer trimestre fue de 139.086 vehículos, lo que mostró un descenso de 49,5% frente a las 275.555 unidades del mismo periodo de 2018.

“Son meses con números extremadamente preocupantes: para encontrar un primer trimestre como este, donde los patentamientos no superan las 140.000 unidades, debemos remitirnos al 2006, año que finalizó con 450.000 patentamientos”, afirmó Dante Álvarez, presidente de Acara.

Según el empresario, el problema se agudiza si se tiene en cuenta que la red de concesionarios ha venido creciendo con fuertes inversiones, porque proyectaba tener un mercado cercano al millón de unidades. “Esto ya está generando problemas de sustentabilidad graves”, advirtió Álvarez.

Te puede interesar:  Mañana el comercio trabaja con normalidad pero el lunes se toman su descanso

El otro aspecto vital es la ausencia de financiación, prácticamente inexistente. “Esto es algo que para nuestro sector siempre ha sido clave, y también una presión impositiva creciente hacia una actividad que emplea a más de 70.000 personas de manera directa”, agregó Álvarez.

Por marcas, la más vendida del mes fue Renault, seguida por Volkswagen y Ford.

Esta tendencia descendente en el número de patentamientos se podría mantener hasta junio porque se compara con los números de 2018 que representaron el mejor semestre de la historia para el sector.

La ausencia de financiación para la compra de automóviles -clave para sostener el volumen de ventas- es uno de los factores que contribuye a la caída de la actividad. Otro factor es la suba que tuvo el dólar durante marzo que impactará en las nuevas listas de precios de las terminales automotrices para abril. En las empresas anticipan que los incrementos serán importantes.

Más allá de los vehículos son importados, los que se fabrican en el país, tiene un 70% de su precio dolarizado.

Menos demanda

Por su parte, la consultora Radar señaló, días atrás, que la fabricación de las 12 terminales argentinas caería un 15% durante este año, de acuerdo a la baja que se espera en la demanda interna y con un mercado como Brasil que no llegará a compensar ese descenso.

Te puede interesar:  Capturaron a jóvenes implicados en dos homicidios en la capital tucumana

“Las perspectivas para este año son negativas”, sentenció la consultora. Y puntualizó: “las proyecciones de producción están siendo mes a mes recortadas a la baja, con estimaciones que van desde un valor similar al del año pasado (466.649 unidades) hasta caídas del 10%”.

El mercado de autos locales se encuentra en pleno declive desde la corrida cambiaria, y todo indica que los datos de 2019 seguirán siendo ampliamente negativos. “Los pilares que sostenían el aumento de la demanda interna (apreciación cambiaria y financiamiento relativamente accesible) se derrumbaron en los últimos meses y no volverán a estar presentes durante este año”, señaló el informe.

Según informó Acara, por el aumento del dólar y de las tasas de interés, la cuota promedio de los planes de financiamiento aumentó alrededor de 100% en el último año, limitando uno de los mecanismos tradicionales de comercialización del sector.