Boleto Gratuito

Los 15 mejores destinos con castillos como protagonistas, según Condé Nast

El prestigioso medio de viajes realizó una selección de las fortalezas más bellas y con más historia. En esta lista se encuentran algunas de ellas

Castillos
Estos castillos conservan secretos y una historia valiosa en distintos puntos del mundo. Qué hay que saber sobre cada uno de ellos
Descacharreo

Los castillos no son solo obras arquitectónicas sorprendentes. Además representan la historia de cada uno de los lugares en los que se encuentran. Durante años funcionaron como fortalezas, sobrevivieron guerras, fueron las residencias de antiguos monarcas y escondieron secretos.

La prestigiosa revista de viajes Condé Nast Traveler publicó una lista de destinos con castillos imperdibles. Luego de tanto tiempo, estas hermosas edificaciones “hoy abren sus puertas y muestran sus secretos sin miedo a ser conquistados, pues son ellos los que conquistan a todo el que los pisa”.

Fumigación y Limpieza

1. Neuschwanstein, Bavaria (Alemania)

El rey Luis II de Baviera decidió construir este castillo con su propia fortuna en el año 1869. falleció antes de que se competase la obra (REUTERS/Michael Dalder/File Photo)El rey Luis II de Baviera decidió construir este castillo con su propia fortuna en el año 1869. falleció antes de que se competase la obra (REUTERS/Michael Dalder/File Photo)

Movilidad Urbana

Este castillo al estilo medieval en realidad no se construyó en la edad media, sino que comenzó a construirse en 1869 por orden del rey Luis II de Baviera, también conocido como “el rey loco”.

Sus puertas se abrieron al público siete semanas después de la muerte del rey en 1886, bajo circunstancias que no se conocieron. Y, para sumarle a su ya increíble apariencia, este castillo está posicionado encima del desfiladero de Pöllat.

Es un punto turístico esencial si se visita Alemania, tanto por su historia como por sus hermosas vistas.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

2. Alcázar de Segovia, Segovia (España)

Este castillo albergó a veitidós reyes desde que lo construyeron. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1985 (Getty)Este castillo albergó a veitidós reyes desde que lo construyeron. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1985 (Getty)

Fue construido por encima de una fortaleza árabe que se encontraba en el lugar cuando el rey Alfonso VI de León reconquistó Segovia en 1120. Está ubicado en la confluencia de los ríos Eresma y Clamores, y su largo imita al del cerro sobre el que se encuentra.

Su torre más representativa es la torre de Juan II. Allí se encontraba otro rey, el rey Alfonso X, que salió ileso cuando se derrumbó esa parte del castillo. Su estructura fue reforzada y posteriormente funcionó como una prisión, hasta que Carlos III la convirtió en el Real Colegio de Artillería.

El año pasado, Disney confirmó que el castillo de Blancanieves fue inspirado en este castillo español.

3. Castel Nuovo, Nápoles (Italia)

Castel Nuovo pasó por reyes napolitanos, aragoneses y españoles (Getty)Castel Nuovo pasó por reyes napolitanos, aragoneses y españoles (Getty)

Fue creado en el siglo XIII mientras el rey de Francia, Carlos I de Anjou, reinaba sobre Nápoles y Sicilia. El arquitecto Pierre de Chaule supervisó la obra de lo que sería el tercer castillo de la ciudad, luego de los castillos dell´Ovo y Castel Capuano.

El reino de Nápoles pasó a ser de los aragoneses en el siglo XV, cuando se construyó su representativo portón en forma de arco. Esta edificación continua en pie hasta el día de hoy.

Sigue adornando la ciudad de Nápoles con su belleza y es un lugar digno de visitar si se viaja a la tercera ciudad más grande de Italia.

4. Castillo de Eilean Donan, Escocia (Reino Unido)

Se dice que dentro de sus paredes vive el fantasma de un capitán del ejército español (Reuters/Russell Cheyne)Se dice que dentro de sus paredes vive el fantasma de un capitán del ejército español (Reuters/Russell Cheyne)

Este castillo escocés se levantó sobre una torre defensiva para defender las tierras de Kintail en el siglo XIII. Pero un levantamiento jacobita en 1719 causó que su estructura quede en ruinas. Casi dos siglos después, el coronel John MacRae-Gilstrap decidió devolverle su esplendor medieval. Desde entonces se mantiene elevado sobre el lago Duich que lo circunda.

No hay que dejarse llevar solo por su belleza, ya que dentro de esta fortaleza medieval vive el fantasma de un capitán del ejército español que había acudido a ayudar a Escocia en la guerra contra los ingleses a mediados del siglo XVIII.

Los ingleses lograron ganar la batalla de Glen Shiel cuando rodearon el castillo y todos los que estaban en su interior escaparon, menos el capitán quien decidió quedarse. Según explica Condé Nast, “es su fantasma, algo juguetón, el que crea cierta confusión entre los visitantes del castillo a quienes incordia durante las rutas por la fortaleza, a todos a excepción de los españoles, a los que deja tranquilos”.

5. Castillo de Himeji, Himeji (Japón)

De los tres castillos más conocidos de Japón, el de Himeji es el más visitado (Andreas Drouve/dpa)De los tres castillos más conocidos de Japón, el de Himeji es el más visitado (Andreas Drouve/dpa)

Al castillo de Himeji también se lo conoce como “el castillo de la garza blanca”. Fue construido en la época medieval y se lo declaró Patrimonio de la Humanidad. Es uno de los tres castillos japoneses, junto a los castillos de Matsumoto y Kumamoto.

Quedaron como recuerdo de las épocas feudales del país. Entre todos, esta fortaleza es la más visitada y a veces es utilizada como escenario principal el películas y series. Debido a su ubicación en las alturas, se lo puede ver desde cualquier punto en la ciudad de Himeji.

6. Castillo de Corfe, Inglaterra (Reino Unido)

Disney utilizó las ruinas de este castillo en una de sus películas de 1971, La bruja novata (REUTERS/Toby Melville)Disney utilizó las ruinas de este castillo en una de sus películas de 1971, La bruja novata (REUTERS/Toby Melville)

De esta edificación solo quedaron ruinas, pero se puede seguir apreciando su antiguo encanto. Sus restos se encuentran en lo alto de una colina en Dorset, condado perteneciente a Inglaterra.

Como parte de su historia, la prestigiosa publicación Condé Nast cuenta que “en él tuvieron lugar dos asedios durante la Guerra Civil inglesa, en la que una dama defendió los intereses realistas frente a los parlamentarios en ausencia de su marido sir John Bankes, pasando a la historia como la ‘valiente dama Mary’. Finalmente, la traición de uno de los hombres de lady Mary hizo que el castillo cayera en 1646, y fuera destruido para que no se usase nunca más como baluarte monárquico.

Disney también tuvo algo que ver con este castillo. Allí filmaron escenas para la película La bruja novata, que se trata de una bruja que ayuda a tres niños a sobrevivir la Segunda Guerra Mundial.

7. Castillo de Predjama, Inner Carniola (Eslovenia)

Varios pasadizos, artificiales y naturales, se encuentran dentro y alrededor de esta impresionante estructura construida dentro de cuevas (Getty)Varios pasadizos, artificiales y naturales, se encuentran dentro y alrededor de esta impresionante estructura construida dentro de cuevas (Getty)

Con una peculiar belleza y dentro de las cuevas de Postojna se encuentra el castillo Predjama. Se construyó en 1275 cuando el territorio estaba bajo dominio alemán. Sufrió de varios bloqueos militares, en los cuales las personas que se encontraban dentro utilizaban los pasadizos del castillo para almacenar munición y comunicarse con la red de pasadizos naturales que están dentro de la montaña adyacente a las cuevas.

Otro dato histórico interesante es que un caballero llamado Erazem Lueger en el siglo XV les tiró a las tropas enemigas cerezas desde lo alto de los muros para confundirlos, pero terminó siendo asesinado debido a la traición de un sirviente. Actualmente se puede visitar el castillo y su red de pasadizos por completo para sentir en carne propia parte de la historia eslovaca.

8. Château de Chillon, Veytaux (Suiza)

Este bellísimo castillo fue una fuente de inspiración para el poeta Lord Byron (Getty)Este bellísimo castillo fue una fuente de inspiración para el poeta Lord Byron (Getty)

Este monumento histórico sueco está ubicado en un punto estratégico de defensa que se utiliza con este fin desde la Edad del Bronce. Fue “fortificado por los romanos y ocupado sucesivamente por la casa de Saboya y más tarde por los berneses”, según explica Condé Nast.

Su esplendor inspiró algunos versos del poeta Lord Byron en el siglo XIX. Sus altas torres de hasta 25 metros embellecen el paisaje del lago Lemán en Ginebra y son icónicas en todo el país.

9. Qal’at Ibn Ma’n, Palmira (Siria)

El paso del tiempo, sumado a varios conflictos, deterioraron la estructura del castillo (REUTERS/Omar Sanadiki/File Photo)     El paso del tiempo, sumado a varios conflictos, deterioraron la estructura del castillo (REUTERS/Omar Sanadiki/File Photo)

Su nombre toma varias formas según los lugareños, pero es conocido internacionalmente como el “Castillo de Palmira”. Lo que queda en pie de esta edificación, que data del siglo XIII, se encuentra sobre un montículo desde el que se puede ver la ciudad de Palmira, en la provincia siria de Homs.

Se cree que fue construido por los mamelucos, un antiguo grupo de esclavos guerreros. En la antigüedad estaba rodeado por un foso y solo se podía cruzar por el puente levadizo.

10. Castillo de Loarre, Huesca (España)

La roca caliza sobre la que se posa presentaba una gran ventaja defensiva, ya que evitaba que enemigos pudieran cavar túneles hacia el interior del castillo (Turismo de Aragón)La roca caliza sobre la que se posa presentaba una gran ventaja defensiva, ya que evitaba que enemigos pudieran cavar túneles hacia el interior del castillo (Turismo de Aragón)

Fue protagonista de la película El reino de los cielos, escrita por William Monahan y dirigida por Ridley Scott. Este castillo español se construyó en el siglo XI bajo la orden del rey Sancho de Navarra.

Está situado de tal manera que logra vigilar toda la llanura de la Hoya de Huesca. España lo declaró Monumento Nacional en 1906. Costé Nast cuenta que “se dice que la mismísima Isabel la Católica se deja ver paseando entre sus murallas”.

11. Castillo de Frederiksborg, Hillerod (Dinamarca)

Luego de un incendio, tuvo que ser reconstruido utilizando los planos antiguos (Arndale - Fotolia)Luego de un incendio, tuvo que ser reconstruido utilizando los planos antiguos (Arndale – Fotolia)

Se alza sobre la confluencia de tres islotes en el lago Slotssø. Un incendio ocurrido en 1859 casi lo destruye por completo, pero hoy sigue en pie y es un símbolo de la potencia real que fue Dinamarca. Fue reconstruido en su totalidad, utilizando los planos originales y pinturas como referencia. Su origen es renacentista y lo construyó el arquitecto Hans van Steenwinckel el Antiguo. Él le aportó sus esbeltas formas y característico ladrillo expuesto.

Es representativo del estilo danés en todo su esplendor y se lo puede visitar para saber cómo vivían los monarcas de épocas pasadas, como también su museo de historia que contiene la mayor cantidad de retratos que cualquier otro museo en Dinamarca.

12. Castillo de Malbork, Malbork (Polonia)

Gran parte de su estructura se vio afectada y destruida durante la Segunda Guerra Mundial (istock)Gran parte de su estructura se vio afectada y destruida durante la Segunda Guerra Mundial (istock)

Costé Nast describe al estilo de este castillo como “un perfecto estilo gótico de influencias bálticas”. También cuenta que “es la fortificación de ladrillo más grande del mundo”. Sirvió como complejo defensivo en el siglo XIII, cuando los caballeros de la Orden Teutónica lo construyeron. Esta misma orden cobraba peajes en el comercio de ámbar del río Nogat.

El castillo vio muchas reuniones de la Liga Hanseática, una federación comercial y defensiva alemana. Casi la mitad de su estructura fue destruida en la Segunda Guerra Mundial, pero eso no le sacó el encanto. Hoy es uno de los castillos más lindos de toda Europa.

13. Castillo de Praga, Praga (República Checa)

Este castillo no solo impresiona por su tamaño, sino también por los variados estilos que lo componen (istock)Este castillo no solo impresiona por su tamaño, sino también por los variados estilos que lo componen (istock)

Una catedral se aloja en el interior de este enorme castillo, considerado la fortaleza gótica más grande del mundo. Su historia comenzó en el siglo IX, cuando se levantó con el propósito de ser la residencia de los reyes de Bohemia. A lo largo de los años posteriores, varios edificios se fueron agregando al edificio original. Actualmente muchos de ellos son museos o galerías de arte.

Pero el estilo gótico no es el único que se puede encontrar dentro de esta enorme construcción. Como tuvo varias adiciones en distintos períodos de tiempo, también cuenta con los estilos renacentistas y el barroco. Se recomienda visitarlo para poder apreciar el esplendor de las joyas de la corona de Bohemia.

14. Castello de Sant’Angelo, Roma (Italia)

Desde la terraza del castillo se pueden apreciar vistas impresionantes de la ciudad de Roma (Freepik)Desde la terraza del castillo se pueden apreciar vistas impresionantes de la ciudad de Roma (Freepik)

La revista de viajes Condé Nast considera a esta fortaleza como “parte de nuestras 100 cosas favoritas de Roma”. Y con mucha razón. En lo alto de su estructura se encuentra una estatua del arcángel San Miguel con su espada, la cual influyó directamente en el nombre que se le dio al castillo. La escultura representa la aparición del arcángel en el final de la epidemia de peste en Roma del año 590.

Previo a cumplir el rol de fortaleza, fue el mausoleo del emperador Adriano. En 1527, el papa Clemente VII se refugió del saco de Roma, ataque y saqueo que llevó a cabo el emperador Carlos V de España.

15. Castillo de Edimburgo, Escocia (Reino Unido)

La capilla de Santa Margarita es la estructura más longeva de todo Edimburgo (iStock)La capilla de Santa Margarita es la estructura más longeva de todo Edimburgo (iStock)

Se mantiene firme desde su construcción en el siglo XI. Está alto sobre una roca de origen volcánico y se lo puede apreciar desde cualquier punto en la ciudad de Edimburgo. Tiene un estilo característico medieval y unas vistas sorprendentes debido a la altura de la colina en la que se encuentra.

Uno de los lugares más visitados del castillo es la capilla de Santa Margarita. Es la construcción más antigua de toda la capital escocesa. En su interior se encuentran las joyas de la corona y la Piedra del Destino. Esta piedra era sobre la que los reyes de Escocia eran ungidos, y había sido robada por los ingleses en el año 1296. Pero a fines del siglo pasado, exactamente 700 años después, volvió a su hogar.

Dejanos tu Comentario