Inicio Política Nacional

Los movimientos sociales amenazan con irse del Frente de Todos si Cristina Kirchner no les permite participar en las PASO

Saben que la pelea que lanzó Cristina Kirchner es por la caja, no por la falta de empleo.

movimientos sociales ccc ctep barrios de pie

En los últimos días, la sociedad asiste azorada a una pelea que no es la suya. La disputa por la caja y por el manejo de los planes sociales, nada tiene que ver con el fondo de la cuestión: la generación de empleo digno y formal. La cantidad de planes sociales se triplicó en menos de tres años y llega a la vergonzosa cifra de 1.300.000 en la gestión de Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

Viviendas Belgrano

Falta un año y medio, y salvo un milagro económico, probablemente termine con índices que lo conviertan en el peor gobierno peronista desde el retorno de la democracia. Emilio Pérsico, funcionario de Desarrollo Social y al mismo tiempo referente del Movimiento Evita aseguró que “las organizaciones sociales son garantía de gobernabilidad”. Es decir, son necesarias para que el país no sea ingobernable y, por ende, no está mal que haya, como dijo Cristina, “planeros”.

¿Qué rol tendrían Pérsico, Belliboni, Juan Grabois, Daniel Menéndez, Juan Carlos Alderete, si mañana no hubiera un solo plan social y todo se hubiera transformado en empleo genuino? Ninguno. Lo que abruma a Cristina Kirchner no es la falta de empleo ni que haya gente que viva en la informalidad, sin asistencia de salud digna, ni aportes jubilatorios, ni paritarias que defiendan su salario.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta
Te puede interesar:  Juan Manzur aseguró que "se trabaja en una tarifa de energía diferencial" para las provincias del Norte

Es, que esa caja no es manejada como las otras –Tarjeta Alimentar, Pami, Anses, etc- por La Cámpora sino por el Movimiento Evita, que tiene su propio proyecto político dentro del peronismo. De hecho, Fernando “Chino” Navarro, otra de las cabezas del Evita y funcionario nacional, admitió que si Cristina Kirchner no los deja competir en las PASO podrían ir por afuera del Frente de Todos.

Y, como algunos vaticinan, provocar el efecto Randazzo, que terminó quitándole al cristinismo 5 puntos del voto peronista que necesitaban para ganarle al macrismo en las elecciones legislativas del 2017. El reciente anuncio de la redistribución de 180 mil planes no enfrenta la cuestión de fondo, sino que es un pase de manos de los subsidios, desde las agrupaciones a los intendentes.

Mantiene el status quo, tal como los pretenden Alberto Fernández y Cristina Kirchner, de administrar la pobreza, pero no atacarla. De hecho, cabe mencionar que no es casual que los distintos programas de capacitación para que los beneficiarios de los planes se inserten en alguna actividad que luego los provea de un empleo, sean un fracaso y sólo unos pocos se anoten. No hay decisión política.

Artículo anteriorLa trampa que el kirchnerismo esconde en los números de la desocupación
Artículo siguienteJaldo encabezó la celebración por el 171 aniversario de la fundación de la localidad de Las Cejas