El tifón Lekima azotó la costa sur de Shanghái (China) la madrugada de este sábado, dejando al menos 18 víctimas mortales y 14 personas desaparecidas. El temporal tocó tierra la madrugada de este sábado en la provincia de Zhejiang.

La tormenta derribó 200 casas y provocó daños en otras 3.200 viviendas. Además, más de un millón de personas fueron evacuadas antes de la tormenta, incluyendo 253.000 habitantes de Shanghái.

Medios locales anunciaron la cancelación de 2.100 vuelos, y las autoridades cerraron el tren de alta velocidad con dirección al Aeropuerto Internacional de Pudong.