La Mañana con Vos

OPERACIÓN AMNISTÍA…

Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Mauricio Macri irían por el pacto más espurio de la historia moderna de la República Argentina

Alberto Cristina Mauricio

Opinión. “Lo que nos dejó la semana

Viviendas Belgrano

La semana que pasó quedó marcada por las nuevas restricciones que el Gobierno nacional indicó a las provincias que apliquen en sus territorios. La falta de audacia del oficialismo en este tema contrasta contra la bomba que se estaría gestando desde las entrañas del mismísimo Frente de Todos, en una impensada alianza con el espacio opositor de Juntos por el Cambio. A estas artimañas pergeñadas en las sombras podríamos denominarlas Operación Amnistía.

Ayudanos a Difundir
Ayudanos a Difundir

A veces la realidad supera a la ficción y es justamente eso lo que estaría sucediendo en el poder. Y es que Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Mauricio Macri serían los protagonistas del pacto más espurio de la historia moderna de Argentina. Los tres, estarían en la tarea de lograr la impunidad en nuestro país para todos los funcionarios sospechados de corrupción, tanto de la anterior gestión de Juntos por el Cambio como del kirchnerismo.

CEF Medical
CEF Medical

En un año signado por la pandemia, los expresidentes Cristina Kirchner y Mauricio Macri recibieron buenas y malas noticias desde los tribunales, donde afrontan múltiples investigaciones que podrían llevarlos a la cárcel. Y 2021 aparece como otro año desgastante para ambos. Por ejemplo, la vicepresidenta no logró derrumbar el único de los juicios orales que seguirá afrontando este año vinculada a la obra pública.

CEF Medical
Este es su Pollo

En cuanto a los otros juicios, su inicio es incierto, pero se descuenta que ninguno comenzará durante 2021 por cuestiones de agenda, planteos de las defensas y medidas de prueba complementarias. La expresidenta también sumó otro traspié cuando la Cámara de Casación confirmó la validez de las declaraciones de los arrepentidos en la causa Cuadernos, derribando uno de los planteos centrales de las defensas de los acusados.

Pero lo central es el hecho de que la ofensiva de Cristina Kirchner contra la Corte Suprema, las reformas del Poder Judicial y del Ministerio Público Fiscal, y la designación del nuevo Procurador General siguen pendientes y es muy dudoso que logre salirse con la suya. Por otro lado, a Mauricio Macri, el expediente del concurso del Correo Argentino sigue su curso, con el ahora procurador del Tesoro, Carlos Zannini, como nuevo motor para impulsarlo.

Te puede interesar:  La vuelta al trueque como en el 2001

Como si eso fuera poco, siguen abiertas algunas causas que lo incomodan. Entre ellas las que investigan los beneficios otorgados a los concesionarios de peajes, la pesquisa por la construcción del Paseo del Bajo, a las cuales se suma la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia que ordenó en noviembre que se investigue la eventual responsabilidad de Macri y de su ministro Oscar Aguad en la tragedia del submarino ARA San Juan.

Ahora bien, la duda pasa por el hecho de ¿Qué ocurrirá con ambos durante 2021?. Es una pregunta de difícil, casi imposible respuesta, según anticipan los jueces, fiscales y abogados a los que habrían consultado los dos últimos ex presidentes. En ese marco, es que se entiende que ambos se hayan reunido con la participación de Alberto Fernández a sabiendas de que él también se convertirá, más temprano que tarde, en un ex presidente.

Es por ello, que algo de la supuesta Operación Amnistía pudo leerse entre líneas cuando dijo durante la semana cuando habló sobre el corrupto Amado Boudou: “Si quieren indultar a los procesados, eso es una amnistía y depende del Congreso”. Todo parecería indicar que con sus declaraciones habilitaría el tratamiento del tema en el Parlamento. Pícaro como sólo él, de esta manera se haría a un lado respecto del pedido de indulto a los llamados presos políticos.

Recordemos que Hebe de Bonafini o Luis D’Elía insinuaron lo mismo. Alberto Fernández dijo que no está de acuerdo con los indultos presidenciales, pero si habilitó el debate de una amnistía porque un indulto es un perdón presidencial y es una facultad que tiene el Presidente. Pero hay un detalle más al que nadie hasta ahora le prestó atención y radica nada menos que en el ex presidente, Carlos Menem.

Te puede interesar:  Hoy vence el plazo para presentar a los candidatos que integrarán las listas para las PASO

Y es que el indulto más recordado es el de Carlos Menem que favoreció a los ex comandantes militares y a terroristas. El asunto es que Menem pese a las críticas de esas medidas ganó tres elecciones. Capaz el kirchnerismo está pensando en eso y hasta haya tomado nota. Sin embargo, cabe recordar que amnistía no es perdón, la palabra significa olvido por lo que existe una diferencia judicial.

En ese sentido, Cabe recordar que en la Constitución de la Nación Argentina, en el Capítulo Cuarto – Atribuciones del Congreso, en el Artículo 75, en lo que corresponde al Congreso, el artículo 20 establece que puede conceder amnistías generales. “Es una ley de olvido, que tiene por resultado, olvidar ciertas infracciones, que se den por terminados los procesos y si estos ya fueron fallados, queden sin efecto las condenas impuestas con motivo de la amnistía decretada. La amnistía borra los actos que han pasado antes o después de un fallo judicial; suprime la infracción, la persecución del delito, la formación de juicios”.

Para que el Presidente dicte un indulto, el sujeto beneficiado debería haber sido condenado, no es el caso de Cristina Kirchner que está procesada y lista para ser juzgada. En cambio, la amnistía puede ser previa a la condena y es una medida mucho más general que el indulto. Si hay que pensar que el Congreso va a tratar una amnistía no va a ser para Cristina Kirchner, sino para un conjunto de funcionarios del gobierno kirchnerista.

Pero, probablemente también del macrismo por distintos delitos contra la administración del Estado, y ahí radica la posibilidad de que, a sabiendas de que es algo muy difícil de conseguir si sólo el kirchnerismo alienta la posibilidad de una amnistía para los suyos, la posibilidad de que sea parte Mauricio Macri del paquete “salvador”, podría abrir las puertas a una negociación que deje bien parados a los integrantes de los dos lados de la grieta.

Ahora bien, cabe preguntarse, ¿Está el kirchnerismo dispuesto a llevar a cabo esta medida?. Todo parecería indicar que sí. Y es que Cristina a Alberto le pide que le allane sus problemas en la Justicia a ella y a otros ex funcionarios de su gestión. En este marco de los acontecimientos es que se estarían llevando adelante y entre las sombras estos movimientos que se están haciendo mientras entretienen a la sociedad con el tema de las restricciones.

Te puede interesar:  Cristina Kirchner aseguró que el giro especial del FMI no se utilizará para la pandemia

En definitiva, el marco de la supuesta segunda ola de coronavirus junto con el debate acerca del toque de queda, no sería más que una cortina de humo que nubla el juicio de la ciudadanía, mientras que desde el oficialismo estarían acordando con la oposición una suerte de impunidad “para todos y todas” a cambio del apoyo para obtener la amnistía en el Congreso. De hecho, hasta el momento, se habrían producido dos reuniones secretas entre Macri y Cristina.

Las mismas, se habrían producido en el más hermético de los silencios, sin testigos y con el siempre interlocutor Coty Nosiglia, un histórico operador porteño de Macri. En tren de esa hipótesis, ¿Habría que pensar, entonces, en una amnistía por hechos de corrupción? Y de ser así, ¿Sería eso pasible teniendo en cuenta que el propio Néstor Kirchner firmó en 2003 la Convención de las Naciones Unidas contra la corrupción?

El reconocido constitucionalista, Andrés Gil Domínguez, uno de los juristas convocados por Alberto Fernández para pensar reformas en la Justicia, expresó que “por imperio del artículo 36 de la Constitución y de las Convenciones de la ONU y OEA contra la corrupción ratificadas por el Estado argentino, los delitos de corrupción no pueden ser indultados, conmutada la pena o amnistiados”. El tiempo dirá entonces si, efectivamente, la Operación Amnistía ha comenzado.

Artículo anteriorDANIEL TOLEDO, EL CANDIDATO NATURAL DEL JUSTICIALISMO
Artículo siguienteBúsqueda de Julia Ríos: Analizan prendas de ropa halladas cerca de su casa