Inicio Política Nacional

¿Qué hará Cristina Kirchner de cara al 2023?

Algunos dirigentes quieren ver a la procesada vicepresidenta disputando la presidencia de la Nación.

cristina kirchner
Cristina Kirchner

Durante el acto que, bajo la organización de la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA), protagonizó Cristina Kirchner en Avellaneda el Día de la Bandera, se escuchó a no pocos dirigentes jugar con la posibilidad de una candidatura presidencial de la actual vicepresidenta de la Nación. Pero no faltan, al mismo tiempo, quienes desconfían de que se produzca esa alternativa.

Viviendas Belgrano

Y hasta se preguntan por qué habría de estar la expresidenta en condiciones de postularse con éxito una vez más a la jefatura del Estado ahora, con una situación socioeconómica visiblemente peor que la que un año atrás sufrían los argentinos y que condujo al Frente de Todos a una derrota en las elecciones legislativas. A Cristina Kirchner el escenario electoral le presenta tres opciones:

La primera es ser candidata presidencial; la segunda, volver a ungir a un delfín, como hizo en 2019 con Alberto Fernández, reservándose para ella o no el segundo término de la fórmula, y la tercera sería refugiarse en la provincia de Buenos Aires frente a la virtual certeza de que retener la presidencia de la Nación en el año 2023 será prácticamente imposible para la coalición oficialista.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

La primera alternativa, su propia postulación presidencial aparece complicada, por cuanto su percepción negativa en la opinión pública supera largamente a la favorable en todas las encuestas. El más reciente relevamiento de Giacobbe & Asociados, concluido el 11 de junio entre 2500 personas consultadas a través de dispositivos móviles, le da a la vicepresidenta una imagen negativa del 72,8% contra una positiva del 20,3%.

Te puede interesar:  Vialidad: el fiscal Mola aseguró que la Casa Rosada ordenó perseguir a los funcionarios que intentaron investigar a Lázaro Báez en la AFIP

No le va mejor a Alberto Fernández, quien tiene el 71,3% de imagen negativa y el 15,9% de positiva. Repetir la estrategia de 2019 y convertirse en la gran electora de un candidato tampoco parece sencillo después de la traumática experiencia de Alberto Fernández, a quien ungió, para luego cuestionarlo y, finalmente, debilitarlo tratando de diferenciarse cada vez más de su gestión, aunque sin resignar el control de importantes áreas de la administración pública.

Es probable que, tras esta experiencia fallida, el dedo de Cristina no vuelva a ser un factor aglutinante ni confiable para el peronismo. Una tercera opción sería refugiarse en la provincia de Buenos Aires frente a la virtual seguridad de que retener la presidencia de la Nación sería prácticamente imposible para el Frente de Todos. Así, su proyecto de mínima, por ahora el más factible, pasaría por presentarse como candidata a senadora nacional por el distrito bonaerense.

Y apuntalar allí al cristicamporismo con vistas a seguir gobernando la provincia y el mayor número posible de intendencias. Esta última alternativa guarda relación con la intención de Cristina de reasignar la administración de los planes sociales, de modo que pasen de manos de las organizaciones sociales a las de los intendentes. Claramente, desea para La Cámpora y para los intendentes el control de una de las mayores herramientas para el clientelismo electoral.

Artículo anteriorDetuvieron al sospechoso del robo en la puerta de un colegio
Artículo siguienteJaldo derogó el expediente de compras de la cartera conducida por Fabián Soria