Inicio Economía

Reservas del Banco Central: el organismo vendió otros US$150 millones y no detiene su sangría

Se desprendió de unos US$1870 millones en los últimos 35 días

miguel Ángel pesce
Miguel Ángel Pesce, presidente del Banco Central

La errática política cambiaria que mantiene el Banco Central (BCRA), sumada a los anuncios de próximas readecuaciones que el Gobierno introduciría para tratar de alentar la liquidación de granos acopiados y las exportaciones de algunos sectores en general, llevó a esa entidad a perder hoy otros US$150 millones de sus reservas netas.

Viviendas Belgrano

La cifra revela que la entidad que conduce Miguel Pesce debió aportar al mercado el 46% de los US$324,2 millones operados en el segmento de contado, dos tercios de los cuales fueron para atender los pedidos de compra destinados al pago de importaciones por energía o combustibles. Eso se debe al déficit en que recayó el país en la materia y la carestía que registró esta provisión en el año por el impacto que la guerra en Ucrania tuvo en los precios.

Así, el BCRA lleva sacrificados, en apenas cuatro ruedas del mes, una cifra que supera los US$580 millones y es, incluso, algo superior a los US$571 millones que había dilapidado en las primeras cuatro jornadas de julio, pese a que en el transcurso de los últimos días introdujo nuevas restricciones a la demanda minorista vía compras con tarjetas, por caso, para tratar de reequilibrar el mercado.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta
Te puede interesar:  Súper bono de $ 134.000: pagan la primera cuota, ¿a quiénes le toca?

Si se suma la pérdida en lo que va de agosto al “rojo” ya oficial de US$1284 millones con que cerró julio se concluye que en los últimos 35 días -pese al cepo ampliado- ya se les fueron unos US$1870 millones.

Los datos confirman la situación terminal que enfrentan las reservas del BCRA que la gestión del nuevo ministro Massa se propone recomponer, según anunció ayer en su presentación. El funcionario precisamente comenzó a tratar hoy la posibilidad de establecer un tipo de cambio diferencial para alentar las liquidaciones sojeras pendientes, pero esa definición estaría pendiente a un encuentro que sostendría con la Mesa de Enlace, por lo que no llegaría antes del fin de semana.

Según datos del mercado, las reservas netas del BCRA ya están cómodamente por debajo de los US$1500 millones, cifra que ni siquiera cubriría 10 días de importaciones. Si se mantienen en terreno levemente positivo respaldadas en los DEG que giró el FMI y, especialmente, en una posición de oro valuada en unos US$3500 millones que mantiene y habría vuelto a prendar en parte (como ya hizo meses atrás) para poder contar con la liquidez necesaria como para seguir interviniendo en el mercado. Pero ya no queda mucho hilo en ese carretel.

Te puede interesar:  Dólar y controles extremos: con la brecha del 100% la Argentina es el país con más tipos de cambio del mundo

De allí que el mercado considere que las definiciones al respecto deberán producirse en las próximas horas y especule con la posibilidad de que lleguen antes que se reabran las operaciones el próximo lunes.

La nueva y fuerte pérdida de reservas fue en dato central de una jornada que mostró al dólar oficial ajustando otro 0,15% (cerró en $132,64 el mayorista oficial), pero, a la vez, sorprendió por registrarse bajas generalizadas en los precios de los contratos de dólar futuro que fueron del 1,20% al 3,5% según el plazo.

Esto, según advierten los operadores de esas plazas, no se debió a mayores intervenciones oficiales (la posición vendida del BCRA está cerca ya del límite de US$9000 millones que le impuso el acuerdo con el FMI), ni a una supuesta confianza hacia el plan de Massa para conseguir divisas; sino que estuvo más vinculada a la posibilidad de que el Gobierno emita un bono Dual en el mercado del canje de deuda en pesos que oficializará mañana, como adelantó hoy LA NACION.

“El reacomodamiento a la baja es lógico con esa expectativa, considerando las tasas implícitas que se llegaron a pagar en las últimas jornadas”, apuntó uno de ellos al ser consultado al respecto.

Los bonos que participarían del canje serían los Boncer que vencen en septiembre (T2X2) y las Ledes, Lecer, Lepase que vencen en agosto, septiembre y octubre y se tomarían a valor técnico. A sus tenedores se les ofrecerían bonos duales, ajustables por la variación del dólar oficial o indexación inflacionaria (CER) a vencer en 10 meses (entre junio y septiembre del 2023).

Te puede interesar:  Cronograma de pagos: Quiénes cobran este martes 16 de agosto de 2022
Reservas del Banco Central: el organismo vendió otros US$150 millones
FuenteLa Nacion
Artículo anteriorMassa demora definiciones en el área de Energía y crecen las versiones sobre el futuro de Darío Martínez
Artículo siguienteMauricio Macri almorzó con los embajadores de las siete principales potencias occidentales y habló de las elecciones