Inicio Portada Reunión clave al mediodía para saber si los choferes van al paro

Reunión clave al mediodía para saber si los choferes van al paro

Los empresarios del transporte público y los dirigentes sindicales se reúnen al mediodía en la Secretaría de Trabajo. Si no se convoca a una conciliación obligatoria, habrá medidas de fuerza.

CASA DE GOBIERNO. Regino Amado recibió ayer en su despacho a César González, de UTA, para interiorizarse sobre los 150 despidos. secretaría de estado de comunicación pública

¿Habrá paro de colectivos? La pregunta de las paradas de ómnibus comenzará a responderse hoy al mediodía: la Secretaría de Trabajo citó a una audiencia de conciliación entre los empresarios de colectivos, representados por la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat), y los dirigentes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), el sindicato de choferes. Si no hay acuerdo y no se dicta una conciliación obligatoria, se anunciaría una huelga mañana. Si se establece la conciliación obligatoria, se debe dar marcha atrás con las desvinculaciones y no se podrán realizar medidas de fuerza por casi un mes.

“Hicimos la presentación en la Secretaría de Estado de Trabajo y esa cartera está citando a las empresas para una audiencia. Ahí nosotros vamos a rechazar las cartas documentos y vamos a solicitar que los trabajadores se reintegren a sus tareas habituales”, explicó a LA GACETA César González. Y agregó: “veremos si esto se arregla a través del diálogo. Si no tenemos respuestas, vamos a tomar medidas de fuerza”.

El titular del sindicato confirmó la llegada a nuestra provincia de Jorge Kiener, secretario de Interior de UTA a nivel nacional, para participar de la audiencia en la Secretaría de Trabajo. Será la segunda visita de Kiener a Tucumán en el año: había llegado en julio para destrabar la situación por las deudas salariales de los trabajadores.

Tras realizar la presentación formal ante el secretario de trabajo, Roberto Palina, González se trasladó hasta Casa de Gobierno, donde mantuvo dos reuniones: primero una de carácter oficial con el ministro de Gobierno y Justicia, Regino Amado, y luego otra informal con el vicegobernador Osvaldo Jaldo. “Nos reunimos en Casa de Gobierno porque hay mucha preocupación por el conflicto de los trabajadores del transporte público. Esperamos poder destrabar esta situación”, explicó Palina a este diario, quien se ocupa además de los conflictos en las plantas de las firmas Arcor y Scania, entre otras.

Medidas de fuerza

La posibilidad de que se convoque a un paro de colectivos comenzará a definirse en la audiencia convocada para este mediodía en la Secretaría de Trabajo.

Palina, titular de la cartera, había explicado que una de las partes en conflicto debe solicitar la conciliación obligatoria para que pueda dictarse. En caso de que se establezca la medida, se extiende por hasta 15 días hábiles, con la posibilidad de prorrograrse por otros cinco días hábiles más. Durante ese lapso, no pueden realizarse medidas de fuerza y deben volver a trabajar los 150 despedidos.

¿Sigue latente la posibilidad de un paro de transporte por los despidos convocado por UTA nacional?, le consultó este diario a González. “No sé si van a decretar o no una medida de fuerza nacional pero puedo decir que la UTA esta en conflicto en Chaco y en Jujuy por el pago de remuneraciones. Deben parte del sueldo de agosto y no cobraron aun septiembre. La UTA está en problemas en varias provincias”, respondió el sindicalista.

¿Si no hay acuerdo en la audiencia, solicitarán la conciliación obligatoria?, se le repreguntó. “Todo va a depender de como se desarrolle la reunión. Todavía nosotros no lo tenemos previsto, porque estamos hablando con nuestros asesores para ver el planteo que asumiremos. Eso sí, vamos a pedir la reincorporación de todos los compañeros. No me puedo adelantar, pero si hasta el jueves (por mañana) no tenemos un panorama claro para esta situación no nos quedará otra alternativa que implementar medidas de fuerza de acción directa”, finalizó González.

El transporte público emplea a alrededor de 4.200 trabajadores. Los 150 despidos concretados la semana pasada significan la desvinculación más grande de trabajadores del sector desde los 1.500 despidos de 2002.

Mediación

En contacto con la prensa, Amado explicó que en los últimos días tomó contacto con miembros de la cámara empresaria, quienes le manifestaron que se encuentran en una situación económica delicada. “El gobernador Juan Manzur y el vicegobernador Osvaldo Jaldo nos han pedido que atendamos esta situación. Vamos a seguir acompañado a los trabajadores como siempre lo hemos hecho. Entendemos que la situación está complicada para todos”, comentó el funcionario provincial.

Sobre la situación de las empresas privadas, el ministro sostuvo que los inconvenientes en el sector del transporte también lo están sufriendo otras provincias. “Además tomamos contacto con otras empresas y fábricas que si bien son privadas, como Arcor y Scania, van a tomar medidas de despidos, suspensión o cesantías a trabajadores, por la difícil situación”, agregó. “Las políticas económicas del gobierno nacional están impactando en los trabajadores. Estas medidas irresponsables afectan a las empresas, a las ventas, al consumo, y al día a día de los todos los tucumanos”, finalizó.