Inicio Economía

Argentina registra la inflación acumulada más grande de los últimos 31 años

¿Por qué cada vez hay más riesgos de que la inflación llegue al 100% este año?

supermercado

Ayer a las cuatro de la tarde, el Indec dio a conocer el número oficial de la inflación de mayo. El porcentaje sigue siendo alto con un 5,1 por ciento. De esta forma, el índice de precios acumulado en los primeros cinco meses del año alcanzó el 29,3% y, en términos interanuales, marcó un 60,7 por ciento, un nuevo récord de los últimos 30 años. Es la cifra más alta desde 1992.

Viviendas Belgrano

Es así que Argentina está entre los tres países que más inflación tienen en el mundo, sólo superado por Venezuela y Turquía. Y en el horizonte, la verdad que no se espera que la inflación baje de manera importante ni que deje de ser un problema para los argentinos. La cuestión es que el Indec le puso ayer un número a algo que la gente ya sabe. Se sabe que todo aumenta y lo sabe porque la inflación impacta en el poder de compra de la gente.

Impacta en el bolsillo, para decirlo de otra manera, con inflación y con precios que suben más que los salarios. La gente puede comprar cada vez menos y así va cayendo el poder adquisitivo de los argentinos y por eso se consumen cada vez menos o dejan de consumir algunos productos. Frente a la inflación, los argentinos nos ajustamos el cinturón. Las familias recortan compras en el supermercado.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta
Te puede interesar:  El Gobierno no extenderá doble indemnización y da por terminada la emergencia laboral

En el último año cayó la compra de yogures, puré de papas, chocolates, planes, harina, pre mezcla y congelados de pollo. También bajó drásticamente la compra de los artículos de higiene, los alcoholes, el jabón de tocador, las pinturas, los desodorantes ambientales, los insecticidas, el jabón en polvo y los limpiadores. Además, la baja en la compra de carne vacuna también es histórico.

Violencia de género
Violencia de género

Y es que con el dato que se conoció hace algunos días, que tenemos ya el menor consumo de carne de los últimos cien años en la Argentina, se debe también a los precios. Algunos de esos productos son prescindibles. El chocolate o el flan, tal vez, pero otros no. La leche no. La carne, no. Hay parrillas que se usan poco o cada vez menos, algunas se oxidan porque la gente no puede comprar el asado tradicional. Pero en la actualidad también la polenta cotiza en alza.

Los tres dígitos están a la vuelta de la esquina, afirman algunos economistas al ser consultados sobre cuánto creen que será la inflación en 2022. Ello no quiere decir que alguna consultora tenga actualmente esa previsión, pero sí que las estimaciones mes a mes van subiendo de escalón, y también los riesgos de una nueva aceleración de los precios a partir del segundo semestre.

Artículo anteriorEl dólar blue consiguió un nuevo récord y existe temor por la posibilidad de que haya un hipercepo en Argentina
Artículo siguienteLuego de usurpar un inmueble en Yerba Buena, los acusados deberán pagar $800.000 a las víctimas