Operativo Dengue

El cruce de San Andrés es peligroso de día y es peor por la noche

El sector, de intenso tránsito, conjuga responsabilidades de una municipalidad, una comuna y las Vialidades nacional y provincial

acceso a san andrés
Acceso a San Andrés
Aprestamiento Escuelas

Entre marzo de 2022 y enero de este año, hubo al menos nueve accidentes de tránsito en el tramo de la ruta 306 que pertenece a la jurisdicción de San Andrés y se registran entre dos y tres siniestros al mes en el cruce con la ruta 9, perteneciente al municipio de Banda del Río Salí. Las autoridades afirman que “la ruta no está en buen estado de conservación”.

La cantidad de incidentes en la intersección entre la ruta provincial y la ruta nacional llevó a las autoridades de Banda del Río Salí a instalar un semáforo en el cruce en el año 2014. Si bien, según autoridades bandeñas, esto permitió mejorar la situación, es común ver que los conductores siguen cometiendo infracciones.

CEMA

Conforme los datos brindados por José Barone, subdirector de Tránsito de la Municipalidad de la Banda del Río Salí, se registran por año 1.200 cruces con semáforo en rojo, 900 infracciones por circulación sin luces bajas –obligatorias en rutas nacionales– y 600 por adelantamientos indebidos. En febrero del año pasado, el subdirector había indicado que estos acontecimientos se deben a “la falta de educación vial, la falta de conciencia y a no ponerse en el lugar del otro”.

El tránsito sobre ruta nacional 9 suele ser intenso. Llegando al cruce, el asfalto empieza a estar lleno de baches. A pocos metros de la traza, hacia el norte, avanzan las obras de la segunda calzada que está construyendo Vialidad Nacional para hacer una autopista. Las líneas pintadas en blanco y en amarillo sobre la calle están borradas o desgastadas por partes, tapadas por tierra y arena por otras, y son apenas visibles para los transeúntes.

Una trampa mortal

Faustino Checa, vecino de San Andrés, circula a diario por la intersección y la describe como “tremendamente peligrosa”. El hombre de 70 años que tiene un taller mecánico sobre la 306 asegura que nunca hay controles en la zona y que “el cruce es una trampa mortal para todos los que circulan”. “Cuando empiezan las clases tenemos colas de hasta más de un kilómetro para poder cruzar el semáforo; es un caos”.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

BOCA DE LOBO. La ruta 306 tiene luces en una parte del trayecto pero ni siquiera estas alcanzan para iluminar el recorrido en el peligroso sector. Donde no hay luces el riesgo aumenta por el caótico tránsito. la gaceta / fotos de franco vera BOCA DE LOBO. La ruta 306 tiene luces en una parte del trayecto pero ni siquiera estas alcanzan para iluminar el recorrido en el peligroso sector. Donde no hay luces el riesgo aumenta por el caótico tránsito. la gaceta / fotos de franco vera

“Todo el cruce está mal”, agrega Regina Luna, estudiante y vecina de Banda del Río Salí. “No tiene seguridad, es un peligro esa parte; está en pésimas condiciones, tenés que estar muy alerta porque si no son los cráteres del piso, son los imprudentes que pasan en rojo”, añade Luna.

Los lugareños, además, coinciden en que no se realizan controles de ningún tipo en la intersección.

Siniestros en números

Solo en San Miguel de Tucumán circulan 184.000 motocicletas, de acuerdo a lo indicado por Enrique Romero, subsecretario de tránsito de la Municipalidad capitalina. Gran cantidad de estos rodados recorren el cruce a diario, movilizándose tanto desde las localidades aledañas hacia la capital, como en sentido contrario. Estos vehículos suelen encontrarse entre los protagonistas de los siniestros viales que suceden en la zona, según información brindada en la comisaría de San Andrés.

CRÍTICA CIRCULACIÓN. Muchos vehículos cruzan en rojo o avanzan por la banquina para adelantarse durante los embotellamientos.  CRÍTICA CIRCULACIÓN. Muchos vehículos cruzan en rojo o avanzan por la banquina para adelantarse durante los embotellamientos.

De acuerdo a los datos brindados por el oficial principal de San Andrés, Omar Madozzo, se produjeron al menos nueve accidentes entre marzo del año pasado y enero de 2023. Dos de ellos –en octubre y noviembre de 2022– tuvieron finales fatídicos por muertes de los involucrados. Madozzo precisó, además, que no todos los choques o vuelcos son denunciados porque la falta de documentación correspondiente genera que los afectados prefieran no dar aviso a la Policía.

El oficial aseguró que los accidentes se incrementan durante los fines de semana. “Acá tenemos tres boliches y un par de bares; cada vez que la gente sale de los boliches hay accidentes de tránsito”, contó el oficial, encargado del patrullaje de la zona cuando finalizan los bailes. Además, indicó que, por las fiestas de carnaval en Ranchillos, se implementó un control los domingos en el semáforo de la ruta 9. También señaló que muchos de los accidentes se dan por condiciones climáticas que llevan a los conductores a perder el control de sus rodados y que “la ruta no está en muy buen estado de conservación”, sino que presenta baches y que la pintura que separa los carriles está desgastada.

Hartazgo de los vecinos

La banquina en una acera de la 306 se encuentra en obras. Cuando llueve, las casas que están a la vera del camino, se inundan. Enormes pozos y montículos de tierra removida por las máquinas de trabajo caracterizan el paisaje. Los pozos en la banquina representan un riesgo para los conductores menos avispados. A finales de enero, una señora mayor fue la víctima de los fosos. Entonces, Sergio Albornoz, vecino de la zona, comentó: “Hubo un accidente en un desagüe al que yo varias veces pedí que le pongan señalización y nunca se hizo nada, hasta que pasó lo que pasó. Gracias a Dios, no se le dio vuelta el auto a la señora”.

Félix Paz, comisionado comunal de San Andrés, consultado al respecto, informó que la obra fue impulsada por la Provincia junto con Sociedad Aguas de Tucumán (SAT) y el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa). Pese a que la instalación del sistema cloacal en la acera oeste de la ruta no está a cargo de la comuna, Paz declaró que se espera que estén finalizadas en el plazo de un mes a un mes y medio.

INUNDADA. La banquina de la 306, en obras, se anega cuando llueve   INUNDADA. La banquina de la 306, en obras, se anega cuando llueve

Ema Sánchez, dueña de un negocio de la comuna, manifestó su tristeza por la falta de control en los caminos de su pueblo: “es una ironía que estando tan cerca del centro (de San Miguel de Tucumán), este sea un barrio tan olvidado”. Otra de las vecinas, Rosa Álvarez, manifestó uno de los males que aqueja a los lugareños y que pone en riesgo la transitabilidad. “A las 3 de la mañana, a la hora que sea, hacen picadas en el barrio y en la ruta 306; la Policía no dice nada, no atienden el teléfono”, se quejó Álvarez.

Al respecto, Madozzo informó que no se recibieron denuncias al respecto porque se trataría de hechos aislados. “Con respecto a la ruta, generalmente luego del cierre de los boliches también hay gran circulación de autos y motos, pero no nos consta que se practiquen picadas”, aseguró el oficial y señaló que la comisaría no tiene un teléfono fijo en funcionamiento por lo que la comunicación debe establecerse directamente con el 911.

La ruta de noche

Si durante el día la circulación es insegura, durante la noche se vuelve aún peor. El recorrido desde la intersección, hasta el inicio de San Andrés es jurisdicción de Banda del Río Salí. Allí, la iluminación de la vía pública es inexistente, pese al alto nivel de transitabilidad de la zona. El peligro aumenta por los vehículos que no cuentan con sus luces reglamentarias.

Marcela Dopico vive sobre la ruta 306 y transita a diario por la intersección. Señala que la circulación por la noche es “pésima porque no hay ninguna señalización, no están pintadas las líneas de demarcación y la ruta 306 hacia el norte –Banda del Río Salí– es de ripio”. Dopico declara que los caminos son “muy inseguros y angostos” y que “al ser demasiado transitados, y los tiempos del semáforo demasiado cortos, los conductores usan las banquinas para adelantarse sin esperar” la luz verde.

VESTIGIOS DE TRAGEDIAS. Hubo dos accidentes fatales el año pasado  VESTIGIOS DE TRAGEDIAS. Hubo dos accidentes fatales el año pasado

Según consignó Barone, en rutas nacionales y provinciales “la jurisdicción pertenece a Vialidad Nacional y Vialidad Provincial”, que son los organismos que “deben encargarse de la iluminación”. Pese a ello, el ingeniero Jorge Correa, jefe del Distrito Tucumán de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) declaró que “la iluminación de la ruta no depende de la DNV”.

Soluciones futuras

Correa habló de las obras sobre la ruta nacional 9 que llevarían a transformarla en una autopista para, así, disminuir los riesgos de la circulación. La obra contaría con “un cantero central de 16 metros, colectoras enripiadas, con iluminación en ambos sectores de la autopista”, según el ingeniero, y se prevé levantar “un puente para que la ruta provincial 306 cruce sobre la futura autopista” lo que disminuiría los accidentes en la unión de los dos caminos.

El jefe de distrito también adelantó que “se va a ejecutar una iluminación nueva en todo el sector y será transferida al municipio de la Banda del Río Salí en el momento en que esté construida”. Respecto al mantenimiento de la ruta, Correa aseguró que, por la ejecución de la segunda trocha hacia la banquina norte de la 9, “se está colocando en toda la obra señalización transitoria”. (Producción periodística: Milagro Corbalán)

Problemas para la circulación

1- En San Andrés se registran 1.200 cruces con semáforo en rojo por año, dice un funcionario de Banda del Río Salí.

2- Las líneas amarillas y blancas en la calzada de la ruta 9 -que está en obra- se encuentran  borradas o tapadas con tierra.

3- La ruta 306 tiene baches, está mal iluminada y su banquina se encuentra en obras y se inunda cuando llueve.

Dejanos tu Comentario