Obras en Capital
Rossana Chala-Cabecera
Inicio Política Nacional

El kirchnerismo busca directamente romper las instituciones

Cada vez se escucha a más y más imprudentes que sostienen la necesidad de fracturar el orden institucional, desconocer -incluso anticipadamente-, un resultado en las urnas que, según ellos, estará viciado de antemano, para imponer su propio orden revolucionario nacional y popular.

cristina kirchner
Cristina Kirchner
Entrega de Escrituras

La del kirchnerismo es la lógica del mundo, pero al revés, donde nosotros nos paramos en la vereda equivocada y con los chicos malos de la cuadra (Mauro, Noriega, Putin). La incompetencia oficial causa complicaciones de todo tipo y color. Todo se repite, de la parodia a la realidad sin escalas. La inflación auto percibida por todos los argentinos a la que refirió el Presidente días pasados fue otro episodio de esta tragicomedia.

Para Alberto Fernández sostener sus sueños de reelección es el mecanismo con el que intenta llegar al próximo 10 de diciembre. En ese escenario, la cruzada contra el Poder Judicial será, en su momento, la moneda de cambio, cuando los tiempos de la política le indiquen que deba pactar con la oposición. En cambio, para Cristina Kirchner su guerra santa contra la Justicia, es su cruzada personal. Ella realmente se siente víctima de un poder nefasto y superior.

300x250 Rossana Chahla

No se reconoce en los actos de corrupción por los cuales fue juzgada y condenada. Lo más grave es que está dispuesta a todo. Cristina Kirchner crea su realidad paralela. Dice que fue proscripta cuando no es verdad. En ese marco, cabe señalar que ella sabe muy bien que, si se presenta y pierde por un margen más amplio que el diez por ciento tolerable, su poder político quedará definitivamente acabado.

Sangenis - Jaldo

En cambio, al auto proscribirse evita la contienda electoral, aleja el fantasma de la derrota y preserva su ya menguado poder político. Es una jugada lógica en su posición, pero que muestra su fragilidad actual, evidenciada brutalmente por el faltazo de Lula ante Cristina, alegando problemas de agenda (también aquí se debe leer entre líneas el real significado de la actitud del mandatario de Brasil al evitar una foto con alguien condenado por actos de corrupción).

Lo potencialmente peligroso, entre las necesidades políticas de Alberto y las de Cristina, es la intromisión de ciertos personajes extremos que buscan directamente romper las instituciones. Cada vez se escucha a más y más imprudentes que sostienen la necesidad de fracturar el orden institucional, desconocer -incluso anticipadamente-, un resultado en las urnas que, según ellos, estará viciado de antemano, para imponer su propio orden revolucionario nacional y popular.

Solo un resultado electoral contundente y por amplio margen nos podría alejar del caos institucional al que busca empujarnos el cristinismo. El desconocimiento del Poder Judicial como un poder del estado independiente, junto con la autoexclusión electoral de Cristina conforman un combo perfecto para justificar el desconocimiento de una derrota en las urnas. Y la falta de legitimación de quien sea que resulte electo como nuevo presidente de los argentinos en las próximas elecciones.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Mientras todo esto nos pasa, el dólar y la inflación siguen su camino al cielo, el Frente de Todos se recalienta, ahora con una nueva pelea de cabaret, en esta oportunidad protagonizada por Wado de Pedro y Victoria Tolosa Paz y el destino de la nación sigue a la deriva. Dependerá de los votantes caer en el principio de la decadencia para siempre o comenzar un camino que nos permita alejarnos definitivamente de este penoso presente que nos ha tocado vivir.

Dejanos tu Comentario