Inicio Actualidad

“Es un peligro para la salud de toda la familia”

A la hora de buscar precios, los tucumanos se las ingenian para encontrar opciones económicas, pero se encendió un aviso de alerta

albertus 1 1565308304
Titular del Centro de Industriales Panaderos de Tucumán, Pablo Albertus

El pan nuestro de cada día no puede faltar. No debería faltar en ninguna mesa tucumana. Pero no es ajeno a la realidad económica y, en este clima, son miles los tucumanos que apelan al ingenio para encontrar opciones económicas. En este escenario, llegó un aviso de alerta a cargo de Pablo Albertus, titular del Centro de Industriales Panaderos de Tucumán.

Viviendas Belgrano

Y es que, en el marco de una entrevista radial, dijo que la mayoría de los locales no autorizados para vender pan no cumple con las normas de salubridad. En esa línea, Albertus alertó que el pan que se comercializa en nuestra provincia proviene, en un 80%, de panaderías clandestinas. “Es un pan que no cumple con las normativas de salubridad, que no paga impuestos, y que no tiene facturas, es un pan ilegal”, manifestó.

Asimismo, agregó que “son muchos los factores que influyen en el precio del pan. Casi un 40% está orientado a la carga tributaria. De cada 10 panaderías en Tucumán, solo 3 están habilitadas”. Además, expresó que “el precio del pan en una panadería no habilitada siempre será más barato. Pero el consumidor no sabe qué está comprando, quién lo elaboró y cómo llegó”.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Es por ello que, sin duda alguna, afirmó que “es un peligro para la salud de toda la familia. Por eso le pedimos a la gente que compre en lugares habilitados para que sea un alimento seguro”, indicó. Con respecto a las panaderías clandestinas, Albertus agregó sobre las personas que trabajan en ellas: “Queremos que aprendan el oficio, que regularicen su situación. Si todos estuviésemos habilitados, el pan sería más barato para todos”.

Te puede interesar:  Tucumán recibió 49.000 vacunas Moderna y AstraZeneca

“Esta es una industria que genera muchos puestos de trabajo y mucha mano de obra genuina. Quienes se quieran volcar al oficio tan noble como es el de producir pan, que se acerquen al Centro de Industriales Panaderos donde van a encontrar la capacitación necesaria, además de todos los beneficios”, finalizó.

Artículo anteriorEl Gobierno busca ayuda de la política norteamericana
Artículo siguienteLa gran mentira que Germán Alfaro vendió en torno a la Asistencia Pública