Las Talitas
Inicio Política Local

Exclusivo: caso Yapura Astorga… continua la impunidad

El enriquecimiento ilícito del Legislador Jorge Yapura Astorga: la Justicia dilata la causa y Manzur lo protege.

Presidenta de la CSJ, Claudia Sbdar - Procesado Jorge Yapura Astorga
Policliclina Villalonga

A pesar del hito histórico que representó el hecho de que este caso se convirtiera en la primera causa de corrupción producto de una investigación jurisdiccional que llega a juicio oral, Jorge Yapura Astorga goza de impunidad. La Corte Suprema de Justicia de Tucumán determinó hace más de tres meses que ratificó la decisión de enjuiciar al legislador oficialista por haberse enriquecido de forma ilícita mientras estaba en pleno ejercicio de sus funciones públicas.

Sin embargo, casi cien días trascurrieron de ese hecho que parecía arrojar un rayo de luz sobre la oscura trama de corrupción estatal que prima en esta provincia. No solo Jorge Yapura Astorga incurrió en este delito, otros siete coimputados en esta causa pertenecen a su propia familia y entorno. Entre ellos, nada más ni nada menos que la actual presidenta del Concejo Deliberante de Tafí del Valle, Sonia Saavedra, quien fue su secretaria de gobierno durante los ocho años de intendente de la ciudad de Tafí del Valle, también se encuentra su mujer y su hijo. El nepotismo está la orden del día.

Los magistrados que integran el supremo tribunal apoyaron la decisión del Ministerio Público Fiscal, y respaldó el comienzo del debate de este caso de corrupción. Esto tuvo lugar el pasado 2 de marzo y el paso siguiente es el de pasar a la Cámara Penal de San Miguel de Tucumán para que se sortee la sala que sustancie el juicio oral. Pero todo se encuentra parado y le asegura la impunidad al hombre del oficialismo.

Yapura Astorga tampoco tiene fecha para el juicio oral que debe tramitarse mientras que goza de los fueros que le brinda la Legislatura. La dilatación de esta causa le otorga impunidad, pero no solo el Poder Judicial es el que no avanza para hacer pagar el enriquecimiento ilícito perpetrado. Y es que el gobernador Juan Manzur le sigue brindando su protección, lo cual no desentona con los antecedentes en este sentido.

Y es que lo cobijó dándole un lugar en su lista oficial y lo convirtió en legislador provincial, lo cual le brindó fueron que hoy le aseguran impunidad. Lo grave del accionar de Manzur es que realizó estas acciones cuando ya se encontraba la causa elevada a juicio oral. Pero desde entonces, la Justicia no se movió y el manejo entre las sombras del Poder Ejecutivo se siente en un distrito de históricas características feudales con Manzur haciendo abuso de su poder.

La gravedad de los hechos data del 2015, cuando hechos de corrupción quedaron al descubierto en la Justicia de Monteros. En aquella oportunidad, el entonces concejal Daniel Eduardo Arnedo y Sebastián Luna, presidente del partido municipal “Frente Renovador Valle Calchaquí”, señalaron que la administración del ex intendente Yapura Astorga adquiría comestibles a “Floppy III”, el negocio de su pareja, Mustafá, sin siquiera pasar por la obligatoria licitación pública.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

A partir de este descubrimiento, el juez Velázquez investigó y determinó que existió un aumento patrimonial injustificado de $3,1 millones por parte del matrimonio en su conjunto. Con todo esto sobre la mesa, ¡acaso seguirá reinando la impunidad en Tucumán? Hace un par de días, el vicegobernador y presidente de la Legislatura, Osvaldo Jaldo, realizó declaraciones en Monteros que podrían arrojar una luz de esperanza.

Se le imputan delitos graves de la talla de enriquecimiento ilícito, ser coautor del delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público. Además, de haber realizado negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas. De haber cometido fraude en perjuicio de la administración pública y de haber incurrido en la malversación de caudales públicos y asociación ilícita junto con su esposa, un hijo y cinco miembros del consejo deliberante de Tafí del Valle. “Aquí nadie tiene Coronita”, dijo en alusión a la posibilidad de que finalmente Yapura Astorga sea desaforado y separado del cargo que ostenta en el parlamento tucumano. Y es que nadie que se encuentre inhabilitado moral y éticamente, puede seguir al frente de uno de los tres poderes del Estado provincial. El criterio de Jaldo para separar a este legislador del resto de sus colegas, alberga la ilusión de que por fin se haga justicia en esta comarca.

Dejanos tu Comentario
Artículo anteriorComerciantes fundidos y clase política enriquecida
Artículo siguienteVicentin: Alberto Fernández insistirá con que el Estado se apodere de la empresa