Inicio Sociedad

La ardua tarea de ayudar a quienes viven en la calle

Así trabajan quienes asisten en estas noches heladas a los que duermen a la intemperie.

970x1293 949592 202206251949590000001
AYUDA Y CONTENCIÓN. El Gobierno provincial implementa todas las noches el programa “Abrigar”.

No solo aumenta la cantidad de niños en la calle, también se ven cada vez más adultos que viven en una plaza, en la puerta de un edificio o cerca de los hospitales. Las ONG que recorren la ciudad llevando comida y abrigo a la gente sin techo confirman esta realidad.

Viviendas Belgrano

“Es muy probable que el número de personas en la calle esté aumentando como consecuencia de la pandemia. Cada vez que salimos agregamos más platos”, explica Aidina Contreras, de “Ronda Amiga”, un grupo que trabaja a pulmón y con donaciones.

De la misma manera hacen su tarea solidaria en “Yanapay”. Preparan unos 170 platos de comida cada que vez que salen a la calle a asistir a los necesitados. “El número de personas sin techo aumentó muchísimo”, resalta Daniela Nuñez.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Nadia Amaya, de “Apapachando Corazones”, señala que cuando baja mucho la temperatura ven menos personas en las calles porque están en los albergues. “Lamentablemente estos espacios son solo para hombres. Las mujeres no tienen dónde ir”, remarca la mujer. La ONG sale con unos 120 platos una vez por semana.

Si bien cada historia es diferente, cuando se acercan a las personas que viven en la calle la mayoría se encuentra sin hogar principalmente por las mismas razones: alcoholismo, adicciones, falta de trabajo o problemas familiares, según cuentan.

Te puede interesar:  Este lunes se reportan en Tucumán una muerte y 54 nuevos casos de Covid-19

La Provincia cuenta con el programa “Abrigar”, que sale cada noche a recorrer las calles para asistir a quienes duermen a la intemperie. Les llevan comida y abrigo. Pero la función va más allá del asistencialismo. Tienen que darles contención, averiguar qué les ocurre realmente y tratar de que abandonen la calle. “Se les ofrece infusiones y bandejas de comida caliente, frazadas y en caso que acepten se los trasladan a los albergues que se encuentran en la capital, que son tres. Los recorridos se hacen todos los días a la madrugada, desde mayo a septiembre. Igualmente durante todo el año y también de día hacemos intervenciones para ayudar a la gente que vive en la calle”, explica Mirta Diarte, coordinadora de este servicio.

Cuando le preguntamos cuántas personas hay viviendo en las calles tucumanas, responde que no es una población fija: “hay gente de otra provincia, que viene generalmente a buscar trabajo; algunas veces no encuentran rápido y, al no tener recursos económicos suficientes, habitan en la calle. Otros se quedan porque trabajan en la zona cuidando coches, lavando autos o abriendo puertas de taxi. En general, son entre 25 a 30 personas relevadas por noche y en su mayoría son las mismas”, detalla. Las zonas donde mayormente se encuentran es alrededor de hospitales y en el microcentro.

Te puede interesar:  Los casos de COVID cayeron un 26%, pero las muertes aumentaron más del 77%: las razones detrás de esta situación en la Argentina

Los adultos que habitan en la vía pública, mayormente, tienen problemáticas de consumo de sustancias o de salud mental, describe. “No encontramos personas que estén en situación calle por falta de viviendas. Todos tienen familias y hogares donde habitar, pero por decisión propia están allí. Habitar en la calle u ocupar un espacio público no implica un delito; son acciones voluntarias. Y si no desean volver a sus hogares o ir algún albergue no los podemos obligar. Sin embargo, en los casos que estén en riesgo sus vidas por razones de salud física o mental, se solicita a través de salud una internación involuntaria en algún nosocomio. Si son adultos mayores, se pide una internación involuntaria en geriátricos a través de la intervención de la dirección de adultos mayores”, explica.

“A pesar de las problemáticas que los atraviesa, parte del abordaje consiste en hacer vínculos para lograr de a poco convencerlos de que realicen tratamiento por sus problemáticas”, concluye.

Para colaborar

Si ves personas en situación de calle se puede llamar gratis a los teléfonos 103 o 911 para pedir ayuda. También es posible contactarse a través del número  381-3561307. Otra opción es comunicarte con los siguientes teléfonos para colaborar con las ONG tucumanas que ayudan desinteresadamente a la gente sin techo. Se aceptan como donación frazadas, ropa de abrigo, alimentos y otros recursos.

Te puede interesar:  Familiares de Ana Picone exigen la detención de Gerardo Bazán

– 381-3589970 Es el número de “Ronda Amiga”.

– 381-6808678 Es el teléfono de “Apapachando Corazones”.

– 381-5177741 Es el contacto de “Yanapay”.

FuenteLa Gaceta
Artículo anteriorLa crisis empuja a más chicos a la calle
Artículo siguienteLas zonceras que dice Cristina cuando habla de economía