Inicio Economía

La inflación de Junio se recarga con la suba del gasoil

Con el 5,1% de mayo, el índice lleva dos meses de reducción. Pero este mes volvería a trepar. Además, la suba del valor del dólar no ayuda a la economía.

estacion de servicio
Faltante de gasoil en estaciones de servicios cercanas a San Lorenzo, en Santa Fe. Solo se cargan 100 litros a cada camión en este caso

Después de dos meses seguidos de baja de la inflación, la proyección para junio se ubicaría por encima de la de mayo. Alimentos, combustibles, tarifas y el salto de la brecha cambiaria llevarían al índice de este mes más allá del 5,1% del mes pasado y cortarían la racha descendente.

Viviendas Belgrano

La inflación tuvo un pico de 6,7% en marzo este año. Desde allí bajó a 6% en abril y a 5,1% en mayo. Pero los pronósticos indican que esa tendencia bajista se corta este mes.

Esperamos un rebote en la inflación mensual que supere el registro del mes anterior“, indican desde LCG.  A su vez, el IPC GBA Ecolatina registró en la primera quincena de junio un alza de 5,6% versus el mismo período de mayo.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

En la medición de LCG, en la segunda semana de junio la suba de precios de los alimentos promedió 0,57%. El índice de alimentos y bebidas presentó una inflación mensual de 5,1% en las últimas cuatro semanas.

Violencia de género
Violencia de género

La consultora FMyA apunta a 5% para junio. Entre los rubros que pesarán en el índice se anotan las nuevas subas de Prepagas (10%), Luz (17%) y Gas (20% promedio) en el AMBA. En el caso de las tarifas se abre un interrogante respecto de cómo se registrará en el índice el alza adicional para el 10% de las familias de mayores recursos que dejarán de percibir subsidios. Ese aumento es retroactivo al 1 de junio.

Te puede interesar:  "En ese supermercado lo están estafando, no hay aumentos del 20%": Cerruti se cruzó con un periodista

Sin computar ese alza adicional, las estimaciones de los consultores marcan que la suba de luz y gas tendrá un impacto de entre 0,5% y 1% en la inflación de junio.

A esto se suma el impacto de la suba del 12% del gasoil, que solo pegará en la segunda quincena ya que entró en vigencia el 17 de junio, por lo que el impacto será marginal en la medición de junio.

Se frena la desaceleración

De acuerdo con los registros del Instituto de Estadística de los Trabajadores (IET) de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET) y del Centro para la Concertación y el Desarrollo (CCD), en la primera quincena de junio la inflación de alimentos llegó a 5,2% y “frenó la desaceleración de mayo“.

Para el coordinador general de IET, Mariano De Miguel, “la suba de alimentos en lo que va de junio avisa que va a ser difícil perforar el piso del 5% de inflación mensual. El régimen de alta inflación llegó para quedarse un largo tiempo”.

La tendencia al alza de los precios este mes podría potenciarse por el salto de la brecha cambiaria que hoy está en 75% con el dólar blue y en 95% con el contado con liqui, el dólar que usan las empresas.

Te puede interesar:  Después de las nuevas restricciones el BCRA compró USD 580 millones, la cifra más alta en un día desde 2016

Si bien las importaciones se rigen por el dólar oficial, el salto en la brecha cambiaria impacta en las expectativas y puede tener efecto en las remarcaciones. La última vez que la brecha estuvo en 95% fue en febrero de este año, previo al salto del Índice de Precios al Consumidor de marzo que inauguró el piso del 6% mensual.

Para los próximos meses, la estimación de FMyA es de una inflación del 4.5% en julio, un promedio de 4.1% en el segundo semestre y 73% en 2022. “Hay riesgos“, advierte el economista Fernando Marull. “La inflación se va a mantener alta porque la nominalidad es elevada: salarios vienen al 4/5% mensual, el dólar oficial al 4.5% y asumimos que falta una suba más de luz y gas en septiembre (para el 10% más rico)“.

Si hay síntomas de recesión y el dólar oficial está controlado, la inflación no se desboca. Si hubiera una devaluación del oficial, la inflación va a 3 dígitos rápidamente. Seguimos asumiendo que el gobierno apunta a más cepo, no a más devaluación“, consigna Marull.

Para GMA Capital, “muy difícilmente la inflación del año cierre por debajo del 70%. Si el costo de vida se moviera al 4% mensual (1,3 puntos porcentuales menos que en los primeros 5 meses), el cambio interanual en diciembre sería de 70,2%. Pero si la dinámica de precios promediara el 5% mensual, entonces la inflación del año cerraría en 81,9%“.

Te puede interesar:  Alberto Fernández: “el problema de la economía es que crece mucho”

De este modo, los pronósticos privados siguen estando por encima de las proyecciones del Gobierno. En el Presupuesto 2022 que se presentó finalmente el jueves y que elevó al 62% la proyección de inflación anual. Implica un alza de 14 puntos porcentuales respecto de la proyección que se manejaba en marzo, cuando se cerró el acuerdo con el Fondo Monetario.

Todo parece indicar que controlar la inflación, que es nuestro desafío económico más urgente, no tendrá una solución inmediata, ni mucho menos. Una lenta desaceleración parece hoy el mejor escenario posible. La falta de un método coordinado para conciliar medidas desde el Gobierno nacional es, sin duda, el principal obstáculo para encontrar soluciones”, advierte el director general del CCD y ex ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta.

FuenteLos Primeros
Artículo anteriorAmazon busca argentinos: cuáles son los puestos que contrata y hasta cuánto se puede ganar
Artículo siguienteCae la imagen de Javier Milei tras sus últimas declaraciones polémicas y las internas en su equipo