Inicio Política Nacional

La oposición llama a una sesión del Congreso para reducir bienes personales

Se trata de un proyecto que ya tiene media sanción del Senado. Buscarán subir el mínimo no imponible de $ 2 millones a $ 6 millones.

sesión de la cámara de diputados

Tras el rechazo del Presupuesto 2022, la oposición está dispuesta a hacer su primera demostración de fuerza en el nuevo Congreso: convocó a una sesión especial para el martes que viene con la intención de convertir en ley el proyecto que sube el mínimo de Bienes Personales – de $2 millones a $ 6 millones- para que menos gente pague el impuesto.

Viviendas Belgrano

La iniciativa ya tiene media sanción del Senado y, paradójicamente, fue presentada por un senador del Frente de Todos.

A horas de iniciada la sesión del jueves, la oposición unida -sin la Izquierda- obtuvo 130 votos contra los 116 del Frente de Todos, y aprobó la moción que ordenó a la Comisión de Presupuesto -que conduce el oficialista Carlos Heller- a reunirse para tratar Bienes Personales. La reunión será el martes a las 13.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

El número conseguido es uno más de los 129 necesarios para el quórum en el recinto. Por eso, envalentonados fueron por más y llamaron a una sesión especial para votarlo ese mismo día, una hora más tarde.

Además de Juntos por el Cambio, acompañaron los 8 Federales -tres peronistas bonaerenses, dos socialistas santafesinos y los tres cordobeses de Juan Schiaretti- el interbloque Provincias Unidas -integrado por misioneros, rionegrino y neuquinos-; los libertarios, entre ellos Javier Milei y José Luis Espert, y el riojano Felipe Alvarez del bloque SER.

Te puede interesar:  El Gobierno reconoció que detrás del paro salvaje del gremio del neumático hay un reclamo que trasciende lo salarial

Ahora, en JxC -que hizo la propuesta- estaban trabajando para garantizar que nadie falte. El viernes, en los pasillos del Congreso, un legislador radical le explicaba a Milei, que tiene un viaje pendiente, la importancia de que ese día esté. También apuestan a que el FdT no va a dejarlos tener la foto postal de la oposición unida para “bajar los impuestos de la gente”.

Mientras tanto, en el Frente de Todos esperan directivas de sus referentes para definir qué estrategia seguir. El sábado, desde San Vicente, el presidente Alberto Fernández tuvo un primer guiño en contra de la movida al señalar que la oposición los dejó sin Presupuesto, pero “está preocupada para defender los bienes personales de los que más tienen en la Argentina”.

Igualmente, la salida más decorosa, consideran varios oficialistas, sería plantear que como se trata de un tributo la ley debería iniciar por la Cámara de Diputados -un punto que tiene asidero- y presentar una modificación más integral y “superadora” al proyecto. 

Te puede interesar:  Se profundiza la interna entre Macri y Larreta: diferencias, sospechas mutuas y la pulseada por el 2023

Además de la elevación del piso para pagar el tributo de $ 2 millones a $ 6 millones, el texto establece que para los casos de inmuebles destinados a casa -habitación del contribuyente-, no estarán alcanzados por el impuesto si el valor es igual o inferior a $30 millones mientras que en la actualidad ese número está fijado en $18 millones.

En el Senado se trató en noviembre, dentro del paquete de proyectos de alivio fiscal anunciado días después de la derrota del oficialismo en las Primarias. Aunque en este caso fue una iniciativa propia de la Cámara Alta, que no había sido coordinada con Economía.

De hecho, en ese momento el ministro Martín Guzmán, que estaba en viaje a Roma por el G20 y tenía reuniones con el FMI, envió a gente de su equipo para pedir que bajen el piso.

Te puede interesar:  La economía rechina por la carencia de dólares

El proyecto original de Carlos Caserio (FdT) planteaba la elevación del mínimo de $ 2 millones a $ 8 millones. Pero tras a la presión de Economía para bajar el impacto fiscal, lo dejaron en $ 6 millones. El costo no está calculado en el proyecto, pero rondaría los $ 40 mil millones. 

Quizás por eso es que había quedado congelado en la Cámara de Diputados. Pero ahora que la oposición unida supera en número al oficialismo, puso contra las cuerdas al Frente de Todos y los obliga a tratar el proyecto.

“Si esta iniciativa, que fue promovida por un senador del kirchnerismo no se aprueba antes de fin de año, más 600 mil contribuyentes, según las estimaciones del oficialismo, empezarían a pagar este impuesto y no porque hayan incrementado su patrimonio”, apuntó Silvia Lospennato (PRO).

La actualización que plantea el proyecto es automática, en diciembre de cada año. La última modificación a la ley había sido en 2018 y con el Presupuesto caído, el Presidente se queda sin la facultad de prorrogar o modificar impuestos.

FuenteClarin
Artículo anteriorAlberdi: una joven recibió brutal golpiza por mujeres a la salida de un boliche
Artículo siguienteTras la caída del Presupuesto, el Gobierno pasa a marzo el paquete económico y el acuerdo con el FMI