Cárcel Benjamín Paz
Inicio Suplemento Agro

Por la falta de gasoil, la Mesa de Enlace lanzó un paro nacional del campo para el 13 de julio

Tras una reunión con representantes de la agroindustria, las entidades gremiales del campo convocaron a un cese total de la comercialización de productos para ese día y dieron a conocer un documento conjunto. Además, habrá movilizaciones en el interior del país.

asamblea de productores agropecuarios autoconvados en bell ville en 2021
Asamblea de productores agropecuarios autoconvados en Bell Ville, en 2021. Foto Juan José García
Procrear

Por la falta de gasoil, la Mesa de Enlace convocó esta tarde a un paro nacional del campo para el miércoles 13 de julio. El cese total de comercialización estará acompañado ese día por movilizaciones y acciones de concientización en el interior del país.

Los directivos de la Mesa anunciaron la realización de una Jornada Federal de Demanda para reclamar a las autoridades políticas y legisladores de todos los partidos políticos una solución urgente a los faltantes de gasoil y fertilizante que ponen en riesgo la producción nacional.

La medida fue anunciada en conferencia de prensa esta tarde en la ciudad de Buenos Aires por los titulares de Confederaciones Rurales Argentinas, Jorge Chemes; de Coninagro, Elbio Laucirica; de la Federación Agraria Argentina, Carlos Achetoni; y de la Sociedad Rural Argentina, Nicolás Pino.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

En principio, el cese total de comercialización será por 24 horas durante el 13 de julio pero no descartan una extensión en caso de no tener respuestas a las demandas, para el cual solicitaron el acompañamiento de todos los integrantes de la cadena agroindustrial.

Las protestas de productores se llevarán adelante en todas las provincias del país pero no incluirán cortes de ruta. El objetivo será “marcar presencia”, visualizar y concientizar acerca de la crítica situación que atraviesa el sector agroindustrial. “No queremos molestar a nadie, ni molestar la circulación de la gente”, dijo Chemes.

“En un momento sumamente preocupante para todos los argentinos, con la responsabilidad que nos corresponde, vamos a generar una instancia de demanda de respuestas hacia todo el arco político para que pongamos el mayor esfuerzo para salir de esta tremenda situación”, expresó Achetoni.

Además, anunciaron que desde las delegaciones de las cuatro entidades, solicitarán audiencias a gobernadores y legisladores provinciales que “tienen la llave política para gestionar” acciones que ayuden a resolver la grave problemática que amenaza con paralizar la actividad productiva.

Laucirica manifestó que la decisión de ir a un paro “no es contra de nadie sino a favor de todos” y que “aspiran a que se solucionen las cosas antes”. Y aclaró que no está originada solo por el desabastecimiento de combustible sino también por una serie de problemas que viene arrastrando el sector agropecuario y “la falta de medidas que incentiven a la producción”. Según la información del dirigente, “las importaciones de combustible que se han hecho hasta el momento alcanzarían pura y exclusivamente para la mitad de lo necesario, lo que pone en peligro la cosecha gruesa.”

Hoy, por primera vez dirigentes de todos los eslabones de la agroindustria convocados por la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA), se reunieron para analizar la coyuntura, preocupados ante los serios problemas que atraviesan al sector y al país, y elaboraron un documento conjunto titulado “Preocupados, con una visión en común y unidos para que la Argentina vuelva a crecer”, que dieron a conocer en una conferencia de prensa realizada este miércoles a la tarde en la ciudad de Buenos Aires.

Del encuentro participaron representantes de sectores como las Bolsas, semilleros, acopiadores, exportadores,corredores, frigoríficos, consignatarios, asociaciones productivas y transportistas. 

Qué dice el comunicado

En el escrito advirtieron que “resulta urgente el acceso al gasoil y a los fertilizantes para evitar una parálisis total del aparato productivo” así como “que haya menos intervenciones dañinas, que se baje el gasto público y que se ponga fin a la crisis energética, para hacerlo posible”.

Los dirigentes señalaron que “la política debe recuperar la estabilidad macroeconómica y detener la confrontación, que redunda en mayor desigualdad”. También coincidieron en que “es imprescindible la integración con paz social, para lograr un desarrollo federal, sostenible e inclusivo”. 

Por su parte, destacaron que la cadena agroindustrial es parte de la solución para la salida a esta crisis porque está en condiciones de crecer en producción, exportaciones, abastecimiento,  generación de bioenergía y  empleo. “Todo esto debe darse en el marco de un profundo respeto a la democracia, la institucionalidad y la división de poderes”, subrayaron.

Los representantes del agro expresaron que tienen “la convicción de que, si se dan las condiciones adecuadas, sin intervenciones distorsivas ni cambios de reglas de juego permanentes, el sector podría crecer aún más e incrementar las posibilidades de desarrollo federal” del país.  Por último instaron a aprovechar la “oportunidad excepcional” que el contexto histórico le ofrece a Argentina y “que no debemos dejar pasar”.

Comunicado completo

El siguiente es el comunicado completo de la Mesa de Enlace, titulado “Preocupados, con una visión en común y unidos, para que la Argentina vuelva a crecer”:

“Convocados por la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias, por primera vez se reunieron los dirigentes de todos los eslabones de la cadena agroindustrial para analizar la coyuntura, preocupados ante los enormes problemas que atraviesan al sector y al país. Los presentes coincidieron en que la cadena agroindustrial es parte de la solución y de la salida a esta crisis. En este escenario, destacaron que están unidos, con una visión en común, con el convencimiento de que el sector está en condiciones de crecer en producción, exportaciones, abastecimiento y en la generación de bioenergía y más empleo. Todo esto debe darse en el marco de un profundo respeto a la democracia, la institucionalidad y la división de poderes.

La política debe recuperar la estabilidad macroeconómica y detener la confrontación, que redunda en mayor desigualdad. Es imprescindible la integración con paz social, para lograr un desarrollo federal, sostenible e inclusivo. Estas son condiciones imprescindibles para trabajar, producir, industrializar, transportar, comercializar para lograr el abastecimiento interno e incrementar las exportaciones. Resulta urgente el acceso al gasoil y a los fertilizantes para evitar una parálisis total del aparato productivo. También es necesario que haya menos intervenciones dañinas, que se baje el gasto público y que se ponga fin a la crisis energética, para hacerlo posible.

El sector agroindustrial genera casi 4 millones de empleos en todo el país, el 70% de las exportaciones y 8 de cada 10 divisas netas. Crea empleo federal y genuino, con el aporte fundamental de los productores en la dinamización de la economía. Aporta innovación tecnológica y mejoras en la calidad del trabajo y de la producción. Por eso, existe entre los actores presentes la convicción de que, si se dan las condiciones adecuadas, sin intervenciones distorsivas ni cambios de reglas de juego permanentes, podría crecer aún más e incrementar las posibilidades de desarrollo federal de la Argentina.

Por todo ello, los aquí presentes estamos plenamente comprometidos y somos actores claves en la transformación y en la generación de soluciones para el desarrollo de la Argentina. Vivimos un momento histórico, que le da a nuestro país una oportunidad excepcional que no debemos dejar pasar. Seguiremos trabajando para hacerlo realidad”.