Las Talitas
Inicio Actualidad

Tucumán se acerca al centenar de infectados por coronavirus

CUARENTENA FLEXIBILIZADA. Los tucumanos ya se vuelcan a las calles. FOTO LA GACETA/ INÉS QUINTEROS ORIO
Policliclina Villalonga

En el día en que Argentina superó los 100.000 casos de coronavirus positivos, en Tucumán nos acercamos al centenar de infectados y estamos cerca de duplicar la cifra oficial de lo que fueron los contagiados de gripe aviar durante la epidemia registrada en el año 2008. Desde este medio se viene alertando ante la posibilidad de que ocurra aquí lo mismo que en las provincias vecinas, que ya registran contagios comunitarios.

Hasta ahora, se tratan de nuevos casos que corresponden a contactos estrechos de otras personas previamente contagiadas y bajo la tutela del Gobierno provincial. Sin embargo, es insoslayable el hecho de que desde las autoridades sanitarias se viene alertando sobre la posibilidad de que pueden eventualmente dispararse la cantidad de contagios. Entonces, esta situación merece el poder realizar dos preguntas.

¿Los funcionarios declaran así solo por una cuestión de abrir el paraguas? ¿O lo dicen porque manejan una información que está oculta al común de la gente? En esa línea, el secretario ejecutivo del Siprosa, Luis Medina Ruiz, remarcó que hay fallas en lo que hace a la responsabilidad individual de cada persona. Y es que está claro que existe cierto relajamiento entre las personas de cara a mantener los cuidados correspondientes.

Para muestra basta un botón ya que durante el fin de semana volvieron a observarse imágenes de efectivos policiales y del IPLA clausurando locales en donde se estaban realizando fiestas clandestinas. Cabe recordar que actividades de este tipo todavía no están permitidas en nuestra provincia. Y los controles estatales se hacen cada vez más necesarios y, al mismo tiempo, más difíciles de llevar a cabo debido a la postura de algunas personas.

Y es que una suerte de manta corta se evidencia en el complicado equilibrio que debe hacer el Gobierno provincial entre impedir que la situación sanitaria pueda desbordarse y evitar que la economía local se hunda indefectiblemente. En ese sentido, se acumulan los pedidos de diferentes sectores para que se les permita volver a desarrollar sus actividades que están paralizadas desde hace más de cien días por la cuarentena.

Es así que desde hoteles alojamientos, pasando por cines y boliches, y terminando por salones de fiestas infantiles, pugnan por volver a abrir sus puertas. Pero desde las autoridades políticas, prefieren esperar un poco más. El secreto a voces es que, en realidad, lo que se espera es que pase el invierno para que ni siquiera se produzcan casos de enfermedades típicas de la época, como el caso de la bronquiolitis en los niños cuando van a la escuela. De momento, lo que está confirmado, es que en Tucumán esperarán a que desde Nación, se de a conocer cómo será la nueva etapa de la cuarentena estricta que se implementará  en la complicada región del AMBA. Y es que las autoridades sanitarias utilizan como modelo lo que sucede en el área metropolitana de Buenos Aires como guía para habilitar actividades. Mientras tanto, al ciudadano de a pie y a los empresarios solo les queda cruzar los dedos.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta
Dejanos tu Comentario
Artículo anteriorLa industria láctea alertó sobre posible desabastecimiento en los próximos días
Artículo siguienteLa muerte de Érica: la culpa es de los abuelos pero la responsabilidad es del Estado