Inicio Mundo Un tucumano espera al huracán Dorian en el sillón de su casa,...

Un tucumano espera al huracán Dorian en el sillón de su casa, en Jacksonville

Es entrenador de tenis y vive en Estados Unidos desde hace 21 años. "Hoy está más tranquilo, porque bajó la intensidad a tormenta tropical", precisó.

FOTO DE IGAL BUBERMAN

El huracán Doria se desplaza en forma paralela a la costa de Florida, en Estados Unidos. En esa zona se encuentra Igal Buberman, un tucumano que vive en Jacksonville desde hace 21 años. Es profesor de tenis y está en su casa a la espera de que baje la intensidad de Dorian. En una conversación telefónica con LA GACETA, Igal explicó que en la ciudad no hay actividad comercial. Aclaró que el huracán bajó su intensidad a tormenta tropical y que esa situación llevó más tranquilidad a los habitantes.

Igal estuvo en Tucumán hasta el fin de semana en que comenzó su viaje de regreso a Jacksonville. “Estaba en vuelo a Miami, el domingo, cuando el huracán estaba en su pico máximo de intensidad –explicó-; pero ahora la ciudad está más tranquila. Se suspendieron las clases hasta el jueves como una manera de prevención”, detalló.

Las cercanas playas de la isla barrera, como Jacksonville Beach y Neptune Beach, son muy populares para nadar y practicar surf. También se destacan los campos de golf de la zona. Igal enseña tenis en esa zona. Hoy está en su casa. “La playa está a unos 30 minutos de mi casa –detalló-, ahora Dorian, convertido en tormenta, apenas toca la costa y bajó mucho la intensidad”, agregó.

En temporada de huracanes en Florida se toman todas las previsiones. “En este momento está todo vacío. Hay poco movimiento, voy manejando, pero no hay un nivel de ansiedad en la gente –remarcó-. La actividad comercial se restringe. Solo 10 % de los negocios están abiertos. Ahora voy a cuidar el perro de un amigo”, dijo.

Las noticias sobre el huracán Dorian recorren el mundo. Mucha gente está expectante de lo que sucede en Florida. “Ayer me llamaron mi papá y mi mamá, y estaban preocupados, pero la verdad que no es una situación alarmante, ni extrema”, resaltó.

FOTO DE IGAL BUBERMAN

La mayoría de las medidas se tomaron  desde hace dos semanas. “La gran pregunta era si te quedás o evacuás, pero mucha gente se queda lo mismo. Lo que si hay que tener en cuenta es que esta ciudad tiene un río muy grande y hay varios puentes que conectan la intercostal o la parte de la playa con el centro. Si el viento supera las 40 millas por hora se cierra el puente –precisó Igal-. Podés chequear constantemente”.

El tucumano dijo que hasta ahora nunca se vio obligado a evacuar su casa; sin embargo, aclaró que cuando ocurrieron huracanes muy fuertes le tocó estar fuera de Estados Unidos, por razones laborales. “Si vas a dejar tu casa, eso tiene que ver mucho la situación en particular, como todo riesgo se pone en la balanza, pero dos días antes ya sabés qué tipo de tormenta se vienen y sabés si es huracán y tenés que salir. Tiene mucho que ver si estás en la playa o en el centro. El hecho de tocar tierra, el huracán se debilita. En cambio, en el mar es potente”, afirmó.

La infraestructura de evacuación está disponible en Florida. Los habitantes ya saben cómo deben moverse y hacia dónde. Pero, en este caso, Igal no cree que deba abandonar su casa. “Supuestamente hoy a la noche pasa y mañana habrá un poco de viento y el jueves ya estará toda la rutina con normalidad. Hoy, en casa, a descansar. Un día perfecto para estar en el sillón”, remarcó.