Penitenciaría Benjamín Paz
Inicio Policiales Violencia en las calles: “hasta una mujer embarazada te asalta”

Violencia en las calles: “hasta una mujer embarazada te asalta”

Taxistas aseguraron que “atraviesan una situación crítica” debido a la inseguridad; “uno maneja dinero y se la agarran con nosotros”, dijeron.

RECORRIDOS. Los choferes contaron que todos los días se han registrado casos ilícitos, en especial, por la noche. la gaceta / foto de Ines Quinteros Orio (archivo)
Monóxido

En cada para tubo de taxi se escuchan las mismas quejas. Los choferes están preocupados, angustiados y temerosos. Las conversaciones sobre los hechos de inseguridad que sufren, especialmente de noche, son interminables. Todos los días, según cuentan, se cuentan los últimos casos que se registraron el día anterior.

“Estamos atravesando una situación crítica. Uno maneja dinero y se la agarran con nosotros. A pesar de que todas las zonas están inseguras, por la noche es peor”, aseguró Carlos Pizarro, secretario General del Sindicato de Peones de Taxis de Tucumán. El dirigente estima que se registran entre 30 y 40 asaltos por día. “En la provincia tenemos 7.718 licencias; de las cuales existen 7.000 habilitadas aproximadamente. Tenemos delegados que custodian diferentes zonas y en base a los datos que recogemos, podemos saber qué cantidad de robos sufrimos. Este fin de semana uno de nuestros compañeros fue apuñalado. Es una locura”, agregó.

Asistencia Pública

Pizarro dejó en claro que los dueños de estos vehículos deciden no realizar la denuncia por miedo a represalias. “Pasa también que los dueños de grandes flotas de taxis deciden dejar todo el problema ahí y no tener antecedentes de inseguridad. Nosotros sí les pedimos a todos los conductores que denuncien estos hechos”, añadió. “La Policía no actúa lo suficiente. A cierta hora de la noche ya no se los ve, y hay zonas que quedan desprotegidas”, finalizó.

Prórroga

Un problema

Maratón Independencia

Los taxistas se transformaron en el blanco de los delincuentes por dos razones: son los únicos del servicio público de transporte de pasajeros que manejan dinero. Y son los que trabajan las 24 horas al día sin interrumpir sus recorridos. Los choferes habían advertido el año pasado que sufrían hasta 60 ataques por día. Se reunieron con las autoridades del Ministerio de Seguridad y de manera conjunta decidieron tomar algunas medidas para tratar de frenar la ola de asaltos. Pero seis meses después, los asaltantes parecieran haberse ensañados nuevamente con ellos.

Planta Asfáltica

“Somos cajeros ambulantes”, afirmó Oscar Silva, de 45 años, quien es dueño del vehículo y elige la zona céntrica para hacer sus paradas. El hombre se ubica en la esquina de Córdoba y Maipú, y remarcó: “antes transportábamos plata al igual que los colectivos, pero ahora quedamos nosotros. Todas las zonas están muy peligrosas. Lo que menos te puede pasar es que te roben la recaudación o el reloj”, dijo. “Es una lotería. Hasta una persona de traje o una mujer embarazada te asalta. Tengo compañeros que fueron apuñalados por resistirse a un robo. Te puede salir bien como te puede salir así de mal”, agregó.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Silva aseguró que varios de los taxistas circulan armados por precaución. “en algunos barrios como “La Bombilla” o La Costanera, hay mucha droga. Son zonas rojas y tenemos que tener cuidado”. Justamente, en el primer vecindario, un colega ultimó de un disparo a una menor que pretendió robarle. (Ver nota aparte)

Por su parte, Javier Cerón (32) contó que el año pasado sufrió varios ataques cuando trabajaba en su taxi. “Generalmente andan bien vestidos. No sabes quién puede ser un delincuente”, dijo. “A veces te conversan y de repente, te sacan un revólver. Una vez me amenazaron con un cuchillo y me sacaron todo”, añadió Cerón. El chofer dejó en claro además que todos los elementos que necesita para trabajar, son costosos. “El reloj te cuesta $ 9.000 y la radio $ 3.000. Lo peor es cuando te roban la billetera porque tenés toda la documentación que te obligan a tener para poder trabajar”, contó. “Desde mujeres embarazadas a personas que suben al auto con niños, pueden ser los ladrones. Acá nunca sabés”. El hombre aseguró que por miedo elige no trabajar en horarios nocturnos.

“No hay una modalidad de robo: un día te rompen el vidrio y te roban, y otras veces sube un pasajero con una criatura y te asalta. Ellos salen a trabajar, porque ellos consideran que es un trabajo”, arremetió Oscar Romero (61), quien hace décadas que se dedica a manejar un taxi para mantener a su familia.

“Los fines de semana, sobre todo a la salida de un boliche, siempre estoy atento y elijo a quien recoger. Si veo que el pasajero se dirige a una zona roja, no lo llevo. Los ladrones saben que la policía los detiene pero después salen por la otra puerta. Están más protegidos que nosotros”, expresó. “La Justicia respalda a los delincuentes, y la mayoría está prendido con un político. Son un verso y sobre todo un años como este que es electoral”, concluyó.

Pedrada

Jueves 4:

La Policía detuvo a un joven que había arrojado una piedra a un taxi que se trasladaba por avenida de circunvalación. El acusado habría intentado hacer detener al conductor para que sus cómplices lo asaltaran. El conductor no quiso realizar la denuncia, por lo que el detenido quedó arrestado por una contravención.

Pasajeras

Viernes 5:

Mario Segli (57 años) fue herido con un arma blanca, al resistirse a un asalto en el sur de la ciudad. Según la víctima, una joven y una chica trans subieron a su Fiat Siena en Santa Fe al 1.700 y le pidieron que las llevara hasta Los Chañaritos. El conductor sospechó de las pasajeras y paró el vehículo en avenida Alem al 2.800. Por eso, una de ellas lo atacó provocándole heridas con un cuchillo en el pecho. Luego le sustrajeron la recaudación de unos $ 800. Ellas fueron detenidas por personal de la seccional 13ª.

Secuestro

Sábado 6:

Roque Romero denunció que a las 5.45 tres pasajeros ascendieron a su taxi Fiat Uno en avenida Roca al 1.100 para que los llevara a un destino que no informó. Relató que a las pocas cuadras, uno de ellos sacó un arma de fuego y que lo obligó a tomar diferentes caminos hasta que llegaron a la esquina de Perú y avenida Juan B. Justo. Allí lo hicieron bajar del auto y se llevaron el vehículo. Personal de la seccional 2ª ubicó horas después al auto estacionado en calle Lamadrid al 1.300. Ahora, los pesquisas tratan de establecer si este taxi no fue utilizado para cometer algún ilícito.

Amenaza

Domingo 7:

Un taxista denunció a un conductor de un vehículo por haberlo amenazado con un arma de fuego después de haber protagonizado un accidente en la vía pública. Según consta en la presentación policial, transitaba por avenida Siria cuando fue embestido por un Ford Focus de color rojo. Se bajó y fue a observar los daños y a hablar con el otro conductor. Sin embargo, el otro hombre, que no se identificó y que portaba un arma de fuego, le dijo que “andaba robando y que le pegaría dos tiros si no se marchaba”. Luego, huyó del lugar.

Dejanos tu Comentario