Cárcel Benjamín Paz
Inicio Opinión

Alfredo Toscano es el máximo exponente de la desconexión de la realidad de parte de la clase política

Germán Alfaro y su silencio ensordecedor acerca de la maniobra de su mano derecha no hacen más que confirmar el pésimo momento que atraviesa su carrera política.

alfaro toscano
Germán Alfaro - Alfredo Toscano
Procrear

Opinión. “Lo que nos dejó la semana

La semana que se fue para nunca volver fue testigo de la desconexión de la clase política en relación a la realidad, la más dura que se recuerde a nivel nacional, al menos, desde la vuelta de la democracia. Sobre todo, dejando en evidencia la falta de empatía de dirigentes políticos que se encuentran alejados del ciudadano de a pie, razón por la cual poco pareciera importarles el pueblo.

//Escandalo: ¿Aniversario en Miami?. Fredy Toscano “disfrutando” las mieles de Alfaro

En ese sentido, el secretario de Obras Públicas de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, Alfredo Toscano, dio la nota el pasado martes cuando comenzaron a circular a través de las redes sociales las fotos de sus vacaciones junto a su tercera esposa. Este hecho ya debió haber sido remarcado como algo profundamente a destiempo en lo que hace a la lamentable realidad que atraviesan todos y cada uno de los argentinos.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Pero si tomarse vacaciones para un funcionario público municipal era ya de por sí una cuestión reprochable, cuando trascendió la información que daba cuenta de que el viaje fue realizado al exterior, más precisamente, a Estados Unidos, la indignación de mucha gente escaló a niveles insospechados ante tamaño pavoneo que él y su tercera esposa hacían a modo de alardeo en las redes sociales.

Ahora bien, el problema es que, si bien es cierto que las críticas no tardaron en llegar, lo cierto es que nadie de la administración gubernamental de la capital dijo algo al respecto. Sin ir más lejos, fue el propio Germán Alfaro quien no dijo ni media palabra sobre el vergonzoso acto cometido por quien hasta poco era considerado como un virtual candidato a reemplazarlo en la gobernación municipal.

//Crece el escándalo: Germán Alfaro y el ensordecedor silencio por el viaje de Alfredo Toscano a Miami

En el alfarismo, acusaron recibo de haber quedado ante la opinión pública como integrantes de un espacio político (el PJS) insensible, irresponsable y hasta sospechado por presunta corrupción. “¿Y cómo no iba a ser así? Si se mandaron una cagada grande estos que se hacen llamar peronistas”, fue una de las respuestas ensayadas por dirigentes que integran Juntos por el Cambio.

En ese sentido, Alfredo Toscano hizo gala de un alfarismo explícito. Y es que el funcionario dejó en claro con su accionar que la gente poco y nada le importan. Mientras la sociedad sufre las penurias sociales y económicas, mientras observa impotente cómo la canasta básica de alimentos sube sus precios generando más pobreza.

Justamente, se trata de una pobreza que terminará llegando prácticamente a la mitad de la sociedad argentina. Un pueblo que no está muy lejos de volver a atravesar un infierno socio económico como el del 2001. Gente que satura las guardias hospitalarias dedicadas al tratamiento psicológico a causa de una angustia que ni siquiera puede intentar enfrentar porque está vedada la compra de dólares para el ahorro.

Y es que el cepo cambiario se ajusta más y más y la gente no puede acceder a ellos como para intentar ahorrar algo al menos. Es por ello que resultó tan llamativo el hecho de que Alfredo Toscano no tuviera inconveniente alguno a la hora de conseguir los dólares que quiso para ir hasta Miami de vacaciones en un viaje de placer. Todo dentro de un contexto cada vez más difícil desde lo económico.

Pero claro, difícil para la ciudadanía. En cambio, Toscano en un abrir y cerrar de ojos consiguió lo que pretendía. Ahora bien, cabe preguntarse entonces: ¿De dónde obtuvo los dólares este funcionario cuando nadie más puede conseguirlos?, ¿Tal vez con la compra ilegal y no registrada de la moneda extranjera?, porque por la vía legal es imposible obtener un mísero dólar. Para colmo, el puesto que ocupa Alfredo Toscano se presta para muchas suspicacias.

Justamente, Toscano es nada menos que el titular de la Secretaría de Obras Públicas de la capital, una que, lejos de exhibir infraestructura que descomprima la descomunal saturación de la ciudad, sólo cuenta emprendimientos polémicos como la de la plaza Independencia que costó $400 millones, o la de la peatonal o la de las esferas de piedra inútiles de calle 25 de Mayo que luego fueron retiradas.

Y es que el viaje realizado por Toscano resulta grave, ya no sólo por el insensible pavoneo suyo acerca de lo costoso en medio de una garrafal crisis económica y social como la que atraviesa el país. Sino que es todavía más gravoso el hecho de que se trata de nada menos que de quien podría estar valiéndose del dinero propio de la Secretaría de Obras Públicos como fondo de autofinanciamiento.

¿Acaso es casualidad que el único funcionario de Germán Alfaro que puede costear tamaño viaje de placer, tan caro como inoportuno, sea quien tenga a mano el presupuesto oneroso de las obras públicas ausentes en la capital? ¿Es acaso de allí donde Toscano obtuvo la financiación de su viaje a Miami? Esto último, configuraría un hecho de gravedad institucional mayúscula en verdad.

Porque expondría ya no sólo un manejo fraudulento del erario público, sino que no haría más que ahondar en una serie de accionares que desde hace tiempo el alfarismo, por medio de la secretaría de Obras Públicas realiza. Y es que la cantidad de dinero invertida en peatonales, bolas de piedras gigantes, puentes sobredimensionados, etc. dan cuenta de las erradas prioridades que ostentan.

No en vano, siempre se le endilgó al alfarismo en general y a Alfredo Toscano en particular, la enorme erogación de dinero que se destinan en obras insignificantes dentro de las cuatro avenidas, mientras que los barrios capitalinos al sur de la ciudad sufren inseguridad y el colapso de la infraestructura de servicios. En ese marco, la fortuna destinada al “arreglo” de la plaza Independencia es una muestra de ello.

Pero incluso en el comienzo de la semana que se esfumó para jamás retornar, la implementación de un nuevo sistema de estacionamiento no fue más que un accionar tendiente a sacar de encimas a los trabajadores informales conocidos como “trapitos”, dejando sin sustento diario a cientos de familias. Nuevamente, el alfarismo siendo insensible en pos de lograr espurios intereses.

Quedó claro que, si al alfarismo no le importa dejar familias en la calle sin el más mínimo ingreso ahora que se implementó el nuevo sistema de estacionamiento, mucho menos le iba a importar la peor crisis económica de la Argentina desde la vuelta de la democracia. Y es que, con la misma facilidad con la que expulsaron a los cuidacoches de las calles, también Toscano pudo conseguir dólares frescos para pasear por Miami.


Pero la desconexión de la realidad de parte de funcionarios como Alfredo Toscano no debe dejar en segundo plano la gravedad que implica que Germán Alfaro no se haya pronunciado acerca de este injustificado viaje. A esta altura, resulta ensordecedor el silencio del intendente, un inescrupuloso ex peronista que se maneja con el código mafioso del “siga siga” y del “todo pasa”, creyendo que el no hablar puede barrer los problemas bajo la alfombra.

Pero se trata de un Alfredo Toscano, mano derecha del propio intendente que hasta, incluso, suena como uno de los potables “herederos” a reemplazar a Alfaro en la conducción de la intendencia. Quedará esperar entonces si la insensibilidad y sospechas en torno al viaje de Toscano no lo convierten en un “cadáver político” carente de toda posibilidad de pelear por el manejo de la intendencia.

¿Germán Alfaro le cortará la carrera a su mano derecha de cara al 2023 o seguirá siendo cómplice de ese escandaloso viaje?