Inicio Cartas de Lectores Los accesos a la ciudad (I)

Los accesos a la ciudad (I)

En referencia al Editorial del jueves 2 de mayo pasado, debo decir que desde esta Secretaría de Relaciones Institucionales en diversas oportunidades, a través del tiempo, hicimos notar y elevar nuestra queja e inquietud a las reparticiones provinciales que son las que tienen la responsabilidad del mantenimiento de los accesos a nuestra ciudad, con la limpieza y cuidados del mismo, para que ello no se convierta en un “Matto Grosso”, como lo hiciera notar un visitante de nuestra Capital. La Secretaría de Saneamiento y Mejora de los Espacios Públicos, que se creara en la época de Alperovich, tuvo una finalidad eminentemente política, ya que con el transcurrir del tiempo comprobamos que incursionaron en ámbitos de la Capital que no son de su incumbencia y responsabilidad de ellos, provocando enfrentamientos con personal municipal con estas famosas “brigadas” que llaman cooperativas. Es así, que podemos notar en distintos lugares de la zona periférica que se dedican a otros menesteres. Por ello fue creada dicha Secretaría, con la responsabilidad de mantener limpios los accesos a nuestra ciudad. En cuanto a las columnas de alumbrado público que abarcan una extensión de seis kilómetros, desde el Mercofrut hasta la entrada a nuestra ciudad, permanecieron apagadas durante varios años. Hicimos las gestiones; nadie era responsable; los vándalos, a los cuales nunca se detuvo, robaban los cables del alumbrado y por ende, lógicamente, toda esa zona constituía un peligro y estaban de adorno. Un buen día, ¡Aleluya, Aleluya!, volvieron a encenderse, pero la alegría duró poco tiempo. Esperamos que las autoridades provinciales tomen carta en el asunto y no deslinden responsabilidades al municipio capitalino, que nada tiene que ver con aquellos que, si no nos hacemos a un lado, nos pintan de verde.

José Luis Avignone

Secretario de Relaciones Institucionales, Municipalidad de San Miguel de Tucumán