Inicio Cartas de Lectores Producción

Producción

La fortaleza económica de un país depende, mucho, de que la producción se modernice, se tecnifique y crezca; pero aquí, ¡el productor cobra menos del 20% de lo que paga el consumidor! ¡No cubre el costo de producción! Entonces, ¿cómo se va a modernizar, tecnificar y crecer? Los “formadores de precios” estafan a ambos: a los productores y a los consumidores, simplemente haciendo de “goma” las leyes de mercado (leyes que nadie controla ni hace cumplir, por lo que rige la ley natural de la selva), acaparando lo suficiente, o importando. Manejan la oferta y la demanda, y poniéndose de acuerdo se ríen de la libre competencia. El objetivo principal es fundir al productor, y comprarle baratas la fábrica y/o la finca, quizás en remate. Nuestros gobernantes deben considerar como cuestión de Estado proteger a los productores, en especial a los pequeños, evitando que caigan en la pobreza. En Tucumán deben controlar la comercialización de azúcar, granos, verduras, etcétera. Muchos de estos productos están al borde del quebranto. Por ejemplo, el azúcar: cuando se adueñen de todos los eslabones de su producción y venta, el único estafado será el consumidor, porque aumentarán el precio cinco o seis veces, hasta alcanzar el de la yerba mate, donde seguramente ya tienen la cadena completa.

José Manuel Sader

24 de Septiembre 19
San Miguel de Tucumán